El plazo de ejecución de las actuaciones abarca hasta el 31 de diciembre de 2024.

​El Gobierno aprueba 20 millones de euros para la mejora de la competitividad turística de Canarias.

​Destina un total de 46 millones para hacer más resilientes las economías de Baleares y Canarias y movilizar el turismo como motor de desarrollo en Ceuta y Melilla
|

Los Cancajos 2


El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, a propuesta de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, invertir 46 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation EU en la mejora de la competitividad turística de los territorios extrapeninsulares (Islas Baleares, Islas Canarias, Ceuta y Melilla).


El Real Decreto de concesión directa de subvenciones aprobado hoy por el Consejo de Ministros autoriza al Gobierno a transferir 20 millones de euros para cada una de las comunidades autónomas insulares, y otros 3 millones de euros a cada una de las ciudades autónomas.


“Por su carácter periférico, nuestros archipiélagos y ciudades autónomas han tenido un impacto mayor de la pandemia de COVID-19, que ha sido especialmente negativo en el sector turístico de las islas. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia contempla desplegar estrategias de resiliencia específicas para estos territorios con el objetivo de mejorar su competitividad y hacer más resistentes sus economías, unos planes que tendrán continuidad en los años 2022 y 2023”, ha explicado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.


Actuaciones en las islas


En el caso de Baleares y Canarias, las actuaciones previstas persiguen adaptar sus economías, con un gran peso del turismo, situaciones excepcionales, como en el caso de pandemias, impactos sobre operadores turísticos u otros.


Sus estrategias de resiliencia recogerán, entre otras acciones, la recualificación de infraestructura turística obsoleta; la inversión en infraestructura pública, con especial incidencia en la mejora del atractivo de los espacios públicos, la gestión medioambiental de playas y su puesta en valor con equipamientos, la dotación de senderos homologados y el tratamiento de residuos.


Además, se contempla el refuerzo de los servicios públicos en zonas de especial afluencia turística: servicios administrativos, seguridad y sanitarios; formación juvenil específica en el ámbito del turismo; desarrollo del producto turístico alternativo al sol y playa, como el turismo de compras o el de naturaleza; promoción estratégica desestacionalizada, con especial incidencia en estrategias de marketing online, accesibilidad idiomática, capacidad proactiva en instrumentos multimedia, SEO, CRM institucional, etc.


En el caso de la comunidad autónoma de Baleares, se prevén incentivos para combatir la alta estacionalidad y prolongar su actividad turística. Mientras para Canarias, se contemplan incentivos dirigidos a empresas de transporte para facilitar la conectividad con la península.


Ceuta y Melilla


A diferencia de los archipiélagos, la mejora de la competitividad y la capacidad de adaptación de la economía de las ciudades autónomas pasa por movilizar al turismo como motor de desarrollo económico regional. Así, sus estrategias de resiliencia incluirán inversiones sobre espacios públicos para fomentar su uso turístico; líneas de ayudas a empresas turísticas (en especial servicios de alojamiento y restauración) para su modernización y rejuvenecimiento.


Así como para la formación de competencias turísticas, en especial entre los jóvenes y promoción nacional (destinos del sur de la península) e internacional (Europa y el norte de Marruecos) de las dos ciudades como destinos turísticos de interés histórico-cultural.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS