​Plataforma de Afectados por la Ley de Costas asume la defensa de los núcleos amenazados de Fuencaliente de La Palma.

​Están afectadas con notificaciones de desalojo forzoso más de 55 viviendas en las zonas costeras de Puntalarga y El Faro
|

JOSu00c9 LUIS LANGA GONZu00c1LEZ (12)


La Plataforma Canaria en Defensa de los Afectados por la Ley de Costas (PCALC), que preside el abogado José Luis Langa González, asume la defensa de los más de 55 núcleos afectados por la Ley de Costas en Fuencaliente (La Palma), que abarcan las zonas costeras de Puntalarga y El Faro.



Estos asentamientos recibieron el pasado mes de junio del Servicio Provincial de Costas de Tenerife una orden de ejecución para el desalojo forzoso y la demolición de más medio centenar de casetas, 25 en El Faro y más de 30 en Puntalarga, que perjudicarán a unos cien vecinos. En la referida orden de ejecución se especifica que se va a proceder a la ejecución subsidiaria, previo consentimiento del afectado para la entrada en domicilio (confiriéndoles un plazo de diez días para otorgar su consentimiento) o, en su defecto, se solicitará la oportuna autorización judicial. En este caso se cargarán los gastos de la demolición, retirada de los restos y reposición del terreno a cada uno de los vecinos, con el coste que ello conlleva.


Según asegura el presidente de la PCACL “se trata de familias humildes que ahora ven amenazadas unas viviendas que, en algunos casos, es su única residencia”, por lo que “ya se ha anticipado que los afectados no procederán a la ejecución voluntaria, con lo que el procedimiento continuará hasta la obtención de la necesaria autorización judicial”, matiza Langa González.


Para el letrado, este asunto “se hubiera resuelto favorablemente de haberse producido el traspaso de competencias estratégicas en materia de gestión de Costas en junio de este año”, según se indicó el pasado abril tras un encuentro entre el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el entonces ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta.“Dicho traspaso de competencias supondría un avance histórico en el autogobierno del archipiélago, pues Canarias vive por y del mar y solo los canarios saben cómo se relacionan con el mar”, añade Langa González.



Antecedentes


En junio de 2005, el Servicio Provincial de Costas de Tenerife resolvió recuperar el dominio público “ocupado indebidamente”, y ordenó la demolición de las construcciones y la retirada de sus restos con reposición del terreno a su estado primitivo.


Una parte importante de los propietarios desistió de seguir el proceso con recursos, permitiendo a Costas demolerlas, pero otro grupo mayoritario comenzó un litigio para intentar salvar sus viviendas. Los vecinos presentaron recursos de alzada contra la Dirección General de Costas que fue desestimada, llegando incluso hasta el Tribunal Supremo, que también, en 2013, rechazó la reclamación de estos vecinos.


En este periodo, concretamente en abril de 2016, la Plataforma Canaria de Afectados por la Ley de Costas firmó un protocolo de colaboración con el Gobierno de Canarias, entonces presidido por Fernando Clavijo, “con el fin de crear una Comisión Mixta de Transferencias que garantizase el cumplimiento de la preservación del litoral de las islas y que estableciera las bases para reconocer la singularidad del archipiélago en materia de Costas”, recuerda Langa González.“Sin embargo, dicha comisión mixta nunca llegó a reunirse, a pesar de nuestra insistencia”, asegura el letrado, “y ahora nos encontramos que a las puertas de transferir las competencias de Costas a la Comunidad Autónoma de Canarias se envían resoluciones de desalojo in extremis”.


Para el abogado, que lleva luchando por la defensa de los núcleos costeros de Canarias desde hace más de 15 años, “esta es una de las consecuencias que supone no disponer de las competencias en Costas, largamente reclamadas desde la Plataforma, unas consecuencias que siempre afectan a la población más vulnerable”.



Es por ello que la Plataforma Canaria de Afectados por la Ley de Costas litigará para que se suspenda la ejecución de desalojo de la totalidad de las viviendas afectadas, y pedirá, de nuevo, una reunión con el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, para conocer la situación actual sobre dichas transferencias.


Comentarios