​Los nacionalistas reclaman ayudas directas al sector turístico que protejan al empleo.

Ambos dirigentes nacionalistas sostienen que “sin un plan específico va a ser muy difícil reactivar un sector seriamente dañado, con miles de empresas que han cerrado y miles de trabajos perdidos”
|

Photo 2021 02 22 11.17.22


Coalición Canaria presentó hoy en rueda de prensa un Plan de rescate turístico y de la conectividad en Canarias, que tiene por objetivo garantizar la reactivación plena del sector turístico una vez puede reabrirse la actividad. Como explicaron tanto Rosa Dávila, diputada nacionalista, como Pablo Rodríguez, secretario insular de CC en GC y presidente del grupo parlamentario nacionalista, “hay que empezar a trabajar ahora para garantizar la reactivación del motor económico de las islas y, sobre todo, la recuperación del empleo”.



“Las negativas perspectivas turísticas para el primer semestre de 2021, con nuevas caídas de facturación cercanas al -70%, exigen la protección del empleo a lo largo de todo el año, y la aplicación urgente de un Plan de Rescate Turístico y de la Conectividad de Canarias basado en ayudas directas a fondo perdido, como ya hacen la mayor parte de países europeos”, agregaron los dos líderes nacionalistas.


Para ambos, la realidad que vive el motor económico canario es “tan alarmante” como el hecho de que el Gobierno de España “siga sin entender que sin un plan de medidas específicas para las Islas va a ser muy difícil reactivar un sector seriamente dañado, con miles de empresas que han cerrado y miles de trabajos perdidos”.


El objetivo que se marca CC-PNC con esta nueva propuesta, que se suma a los más de 12 documentos presentados por los nacionalistas con medidas e iniciativas que recogen la experiencia en la gestión de los nacionalistas, es el de frenar la sangría de desempleo y para ello propone una quincena de medidas que abarcan desde la intensificación de la campaña de vacunación, la protección del empleo, el mantenimiento de la conectividad y el rescate de la economía canaria con “verdaderas ayudas directas”.


Entre las medidas planteadas destacan, en materia de empleo, “ayudas directas a su mantenimiento en el sector hotelero” de forma que garantice las plantillas, especialmente pensando en las de personal temporal, sin ocasionar problemas de solvencia del hotel al no llegar al umbral de rentabilidad por la baja ocupación.


Como explicaron Dávila y Rodríguez, Canarias tiene 254.000 camas alojativas en el sector hotelero y un empleo, en diciembre de 2019, de 66.408 personas. A diciembre de 2020 este empleo había caído en un 60´2%. Por eso, la medida trata de mantener los puestos de trabajo en el momento que acaben los Erte, aunque la ocupación siga siendo baja y hasta la recuperación de las cifras de 2019. “Lo que estimamos es una inversión en torno a los 450 millones de euros, una cifra similar al rescate empleado por el Gobierno de España para Air Europa, que ascendió a 475 millones de euros y que afectaba a 3.491 empleados”, señaló Rodríguez.



Tanto Dávila como Rodríguez recordaron que “a diferencia de en otros muchos países europeos, ni las medidas aplicadas recientemente por el Gobierno de España países europeos, ni las medidas aplicadas recientemente por el Gobierno de España ni el de Canarias han estado a la altura de la profundidad de las caídas de actividad experimentadas por las empresas turísticas, ni de las aún previstas para 2021”. 


Más allá de los Erte, “el resto de iniciativas se han limitado básicamente a préstamos avalados que, dada la larga duración de los efectos de la pandemia sobre el turismo, supone trasladar de facto al futuro los problemas presentes de liquidez, tornados en caídas de solvencia”.Así, Dávila recordó que el sector turístico canario acumulará al acabar el primer semestre de 2021, 15 meses de continuos descensos de facturación superiores al 70% y aunque la extensión de los Erte es imprescindible, “no es suficiente para asegurar la supervivencia del mayor número de empresas turísticas viables”.


Por ello, para evitar que la situación del primer semestre se alargue más, es imprescindible que, además de acelerar al máximo la vacunación para alcanzar inmunidad de rebaño, prioritariamente antes del verano, garantizar la liquidez a fondo perdido, la extención de los Erte hasta la recuperación total de la conectividad y el turismo y su flexibilización a lo largo del año, la bonificación de las tasas aeroportuarias ya que estas “son las únicas herramientas y elementos clave de un plan de apoyo, para que el sector turístico canario sobreviva a corto plazo”.


Rodríguez, por su parte, desgranó los más que preocupantes datos que arroja el sector turístico: descenso de un 70,4% del gasto total acumulado hasta noviembre de 2020, lo que significa descender de los 16.854 millones de euros de 2019 a 4.816 millones en 2020. Dato al que se suma la caída de un 69,7% de las pernoctaciones, una cifra que es 10 puntos superior a la caída registrada en el resto del Estado. La realidad, hoy por hoy en Canarias, refleja una ocupación del 5% en los hoteles que siguen abiertos con ligeros picos los fines de semana gracias a los residentes; “es decir, casi un cero turístico”.


Tal y como detallaron Rodríguez y Dávila, la actividad turística “sufre un insólito desplome” que “no se ve acompañado por nuevas medidas de apoyo institucionales, ni especificas, ni de calado, para asegurar la continuidad de empresas turísticas en Canarias e impedir la perdida definitiva estos empleos”.En lo que respecta a la conectividad, mostraron su alarma ante la reducción de vuelos con el extranjero que han pasado de 2.000 vuelos semanales a 315; un recorte del 70% que amenaza la reactivación del sector.Ante este panorama, los nacionalistas presentaron un plan que incorpora 15 medidas clave para la recuperación del sector turístico y del transporte y la conectividad en Canarias



BLOQUE 1: Intensificar la vacunación


1. Es clave acelerar al máximo el ritmo de vacunación, multiplicando por 8 la actual planificación a fin de alcanzar la inmunidad de rebaño antes del verano. Para ello hay que implicar a todo el que pueda vacunar(sanidad privada, laboratorios, ejército) en el proceso de vacunación; priorizando, tras los grupos de riesgo, los trabajadores del sector turístico para garantizar a los mercados el compromiso de destino seguro.


2. Aprobar unos protocolos sanitarios digitalizados homogéneos para favorecer los viajes internacionales al menos en el seno de la UE y con Reino Unido.


3. Autorización de los tests de antígenos, y no sólo PCRs, para poder viajar, así como la posibilidad de hacer el test en espacios aeroportuarios y recintos portuarios.


BLOQUE 2: Proteger el empleo


1. Un Erte estructural hasta la recuperación del tráfico aéreo internacional. Consideramos que hay que avanzar desde el actual Erte de fuerza mayor hacia la figura de un Erte estructural extensible que en el caso de Canarias sería hasta la recuperación del tráfico aéreo internacional en niveles al menos del 80% anteriores a la crisis del Covid y en condiciones más flexibles, cumpliendo y dando contenido a la Disposición Adicional 11ª del RD Ley 27/2020 que aludía a la condición ultraperiférica de Canarias. Ello posibilitará a las empresas planificar con tiempo sus políticas de incorporación de personal, a la vez que reajustarlas en momentos de nuevas restricciones o repuntes del virus, eliminando la carga administrativa.


2. Instar al Gobierno de Canarias a complementar hasta el 100% la retribución de los trabajadores más vulnerables afectados por Ertes para que en determinadas circunstancias especialmente para los trabajadores temporales y con salarios más bajos, los Erte se pueda cubrir hasta el 100%, esto es 1´5% del salario mínimo interprofesional con el objeto de proteger a las personas con rentas inferiores acogidas a los Erte. Una medida que estaría en torno a los 40 millones de euros y que debería cubrir el Servicio Canario de Empleo.



BLOQUE 3: Un Plan de Rescate Especifico para Canarias con ayudas directas


1. Proponemos un Plan de Rescate Especifico para Canarias con ayudas directas por importe de 1.925 millones de euros a fondo perdido para 2021 a empresas turísticas, transporte, agencias de viaje, restauración, etc.. basado en la cobertura de gastos operativos no ajustables a la caída de ingresos, para poder garantizar su supervivencia, ante la casi nula actividad prevista para el primer semestre de 2021. Por el 35% del PIB que supone el turismo y el doble de la caída del PIB de Canarias que supone la perdida de 9.400. Solo el sector ha perdido 3.000 millones de euros, recuperar al menos un 60% de lo perdido-


Este plan está inspirado en lo que ya han hecho otros países europeos (Países Bajos, Austria, Noruega, Dinamarca) y debería cubrir un porcentaje de los costes de las empresas turísticas afectadas por nuevas caídas en ventas.


2. Flexibilización de la devolución de los créditos ICO ampliando el periodo de carencia al menos hasta el 2022, que vence el mes de marzo. Las bonificaciones y ampliaciones de carencia y amortización de los créditos concedidos por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), líneas de ayuda habilitadas para hacer frente a la pandemia de coronavirus, son absolutamente imprescindibles.


La propuesta tiene por objetivo evitar el derrumbe empresarial de manera que se sea consciente de que las previsiones iniciales de la recesión han fallado por completo. La previsión de una crisis profunda pero breve ha fallado de manera estrepitosa. Sólo los cálculos más optimistas aventuran una recuperación a partir del segundo semestre 2021 y hasta entonces habrán pasado quince meses sin apenas actividad económica. La aparición en España de la nueva cepa británica hace posible que la recuperación económica se inicie más allá de 2021 dejando agotadas las reservas de empresas y consumidores.


3. Rebaja del IGIC de forma temporal para la recuperación de la competitividad de cara a la temporada de verano. La reducción planteada, que se hace con carácter temporal, pasando del 7% al 5% se propone desde una doble perspectiva. Por una parte, para las empresas, las que siguen abiertas y con ingresos reducidos, porque verán disminuida su factura fiscal por las liquidaciones trimestrales o mensuales que realizan ante la Agencia Tributaria Canaria. Pero, por otro lado, será un estímulo a la demanda, especialmente, la local y nacional, que está muy afectada económicamente por la crisis económica generada por la pandemia. La ortodoxia económica establece que en momentos de recesión hay que aplicar medidas expansionistas para estimular el consumo y el crecimiento. El Gobierno de Canarias tiene en sus manos reducir la carga impositiva que soporta el consumidor final. Esta solicitud se hace de forma temporal y coyuntural (2º semestre del 2021).


4. La compensación del IBI y de los impuestos y tasas municipales por parte del Gobierno de Canarias El Gobierno de Canarias detrajo de las arcas municipales la parte de los ingresos correspondientes a la caída de los impuestos que corresponden al Bloque de Financiación Municipal, sin embargo, los ayuntamientos canarios no han visto compensada esta caída para poder aliviar al sector. Compensar a los ayuntamientos para que la exención y bonificación de impuestos y tasas municipales no tengan impacto en los servicios municipales.



Bloque 4: Recuperación de la conectividad.


1. Bonificación de las tasas aéreas Como ya se pudo demostrar en 2012 con datos, la rebaja de tasas aéreas que gestiona AENA, sí tuvo un impacto directo en la recuperación de la conectividad aérea con Canarias, en la medida que muchas compañías se animaron a establecer o incrementar rutas sobre la base de esta bonificación. Varios factores así permiten afirmarlo: la seguridad, como elemento clave; la capacidad de gasto de las familias afectadas por el impacto de la pandemia; la débil situación en la que se encuentran turoperadores y aerolíneas después de muchos meses de parálisis y de hacer frente a obligaciones financieras muy importantes en un contexto de cero ingresos; etc. Por lo tanto, nos referimos a la rebaja tanto de las tasas denominadas, en terminología de AENA, como prestaciones patrimoniales y que se recogen en su guía de tarifas anual, como a las tasas de navegación aérea que percibe ENAIRE por los servicios que presta, principalmente, tasas de ruta y aproximación.


2. Suspensión del incremento en las tasas portuarias En los presupuestos del Estado aparece un incremento en el precio de las tasas portuarias para 2021 correspondientes a los puertos del Estado, que en Canarias son los que dependen de las autoridades portuarias de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. A efectos prácticos, se va a producir un incremento en el precio de los billetes y tarifas aplicables por las diferentes navieras que, obviamente, tienen que repercutir en el precio final. Lo que supondrá un incremento del 49% del billete y a la isla que más afectará será a La Gomera. Estos ejemplos ilustrativos reflejan el encarecimiento que se va a producir en las excursiones y trayectos marítimos interinsulares que tendrá un impacto directo en el turismo. Es cierto que ahora este incremento ha pasado mayoritariamente desapercibido porque no hay actividad, pero cuando el sector se recupere, se va a notar y mucho. Por tanto, solicitamos la suspensión de este incremento y el retorno a la situación anterior e igual a la bonificación que mantiene Baleares.


3. Fondo de Desarrollo de Vuelos por importe de 80 millones durante los próximos dos años con el que incentivar a las compañías para que restablezcan rutas aéreas con Canarias y contribuyan a recuperar, lo antes, posible la conectividad del archipiélago con el resto del mundo.



4. Puesta en marcha inmediata de un “Corredor Verde en Canarias” para los turistas vacunados y recuperados de COVID-19. La implantación de un 'corredor verde' en Canarias para los turistas vacunados y recuperados de COVID-19 que quedarán exentos de presentar los resultados negativos de una PCR o de realizar dicho test a su llegada a los aeropuertos del archipiélago.


Comentarios