​Sanidad y Educación inician el pilotaje del proyecto de Enfermería Escolar en seis centros educativos de La Palma

Los profesionales de Enfermería promoverán hábitos de vida saludable entre la comunidad educativa y se encargarán de atender las necesidades y problemas de salud del alumnado
|


  • Momento de la visita CEE El Dorador



Las consejerías de Sanidad y de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias han iniciado el pilotaje del proyecto de Enfermería escolar en seis centros educativos de la isla de La Palma, en los que 1.407 niños y niñas se beneficiarán de contar con un profesional de Enfermería en su centro educativo. En total, dos enfermeras pilotarán el proyecto tras el periodo de formación y se encargarán de desarrollar esta iniciativa en centros educativos correspondientes a las Zonas Básicas de Salud de Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane.


Los centros educativos en los que se ha implantado este proyecto son los CEIP Mayantigo y Mariela Cáceres Pérez, ambos en Los Llanos de Aridane, y Tagoja, José Pérez Vidal y Gabriel Dulce Acosta, así como el Centro de Educación Especial El Dorador, en Santa Cruz de La Palma.


En este contexto, el director del Área de Salud de La Palma, adscrita a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Kilian Sánchez, el director insular de Educación, Alberto Taño, el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris, la gerente de los Servicios Sanitarios, Mercedes Coello, y el director de Enfermería de Atención Primaria de los Servicios Sanitarios de la isla, Juan Andrés Báez, visitaron esta mañana dos de los centros educativos de la capital palmera donde la pasada semana se inició el pilotaje del proyecto de la Enfermería escolar.


Así, han realizado una visita al Centro de Educación Especial El Dorador y al Centro de Educación Infantil y Primaria José Pérez Vidal, para conocer de primera mano este proyecto y las primeras impresiones tanto de la comunidad educativa como de los profesionales de Enfermería tras los primeros días de andadura de la iniciativa.


Proyecto regional


Este proyecto piloto se lleva a cabo en centros educativos de todas las islas y beneficia a un total de 14.831 niños y niñas, entre los cuales hay alrededor de 500 con Necesidades Educativas Especiales (NEE). En total, una veintena de enfermeras pilotarán el proyecto tras el periodo de formación y se encargarán de desarrollar la iniciativa en sesenta centros de educación infantil, primaria y educación especial correspondientes a 36 zonas básicas de salud de todas las islas. A través de profesionales de Enfermería en las aulas, este proyecto busca atender las necesidades y problemas de salud del alumnado, actuando en la prevención de enfermedades y promoviendo la salud de toda la comunidad educativa.


Este proyecto pretende proporcionar atención de Enfermería competente y basada en la evidencia; desarrollar planes de atención individualizados; complementar el apoyo ofrecido al alumnado con necesidades de salud especiales en el centro escolar; apoyar al alumnado con enfermedades crónicas; diseñar actividades de promoción y educación para la salud y fomentar los hábitos saludables en relación a la alimentación, la actividad física, el uso del tiempo libre y hábitos de higiene, entre otros. 


También contribuirá a identificar y valorar las necesidades de salud y los cuidados que requiere el alumnado, actuar ante emergencias, participar en la administración de tratamientos y medicamentos prescritos a escolares, identificar patrones de conducta y factores de riesgo relacionados con la salud del alumnado, revisar el plan de cuidados y favorecer el intercambio de experiencias y buenas prácticas en educación para la salud con otros profesionales.


La Enfermería escolar tiene beneficios en tres ámbitos:


–para el alumnado: Las intervenciones educativas han demostrado éxito a largo plazo. Si se inician desde la infancia se pueden modificar estilos de vida no saludables y controlar más precozmente situaciones de riesgo en la salud infantil y de los adolescentes.


–para la sociedad: Una población joven instruida en salud puede ejercer como agentes de salud y facilitadores para la modificación de conductas no saludables en la sociedad.


–para el sistema sanitario: Promover el autocuidado del alumnado con enfermedad crónica conlleva una reducción en las complicaciones, menores tasas de reagudizaciones, morbilidad y complicaciones.


Población diana


La población diana a la que se prestarán cuidados de salud será la siguiente:


-Alumnado con necesidades de salud especiales, que pueden seguir su escolaridad dentro del centro educativo con apoyos específicos.


-Alumnado con enfermedades crónicas (asma, diabetes, epilepsia, etc).


-Resto del alumnado que se beneficiará de las actividades de promoción de la salud y hábitos de vida saludable.


-Comunidad educativa, en la formación en hábitos de vida saludables, prevención de accidentes y promoción de la salud.


Tipos de intervención


-Atención directa, dirigida al alumnado con patología crónica para desarrollar habilidades de autocuidado. Se realizará en horario escolar y en el centro donde se encuentre escolarizado el alumnado, interviniendo, siempre que sea posible, dentro de los espacios ordinarios: el aula, el comedor escolar, los aseos, el patio.


-Promoción y educación para la Salud, orientando y formando al profesorado, personal no docente y familias en materia de promoción y educación para la salud, con el objeto de implementar acciones en el alumnado.


-Seguimiento para identificar las necesidades del alumnado y diseñar, implementar y evaluar intervenciones apropiadas para controlar el progreso del alumnado en materia de salud.

Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS

Lo más leído