​Medio Ambiente destaca la mejora del dispositivo y las labores de prevención de la campaña contra incendios

También aboga por consolidar un operativo contra incendios forestales estable durante todo el ejercicio y seguir trabajando en labores preventivas en puntos estratégicos de gestión
|

Campau00f1a incendios


El Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma hace balance de una campaña de incendios forestales sin graves afecciones y centrada en la mejora del dispositivo y las labores de prevención realizadas.


La campaña se cerró sin tener que lamentar afecciones graves, donde gracias a la organización y preparación de todo el dispositivo se consiguió actuar de una manera rápida y eficaz en los cinco conatos que hubo en plena campaña, alguno de ellos con un alto potencial para haber desencadenado un Gran Incendio Forestal de no haberse actuado a tiempo.


Este 2022 el fuego ha puesto en jaque a los medios de intervención de numerosas administraciones del territorio nacional debido en buena medida a las intensas y duraderas olas de calor vividas. Situación que también afectó al archipiélago canario durante los meses estivales. Derivado de esta situación generalizada el Gobierno nacional aprobó el Real Decreto-ley 15/2022, de 1 de agosto, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de incendios forestales, para asegurar que cualquier territorio nacional disponga de un operativo bien dimensionado y estable durante todo el año.


Un operativo bien dimensionado y estable, clave de la estrategia de gestión


La consejera insular de Medio Ambiente, María Rodríguez, destaca que el Cabildo de la Palma realizó, ya a principios de año, una reestructuración y ampliación del operativo insular de prevención y extinción de incendios forestales acorde a las estrategias que está implantando el Servicio trabajando en proyectos de largo plazo que sirvan como hoja de ruta en el futuro. Todos los indicadores y estudios científicos confluyen en el grave riesgo que va a suponer este tipo de emergencia para las masas forestales y los espacios protegidos de las islas en los próximos años debido a la intensificación del cambio climático.


“Somos conscientes de que en el Archipiélago pueden ocurrir graves incendios forestales durante cualquier época del año, y que tenemos un patrimonio forestal y de biodiversidad único que debemos proteger pensando en hoy pero adelantándonos al mañana, porque conservar nuestra riqueza medioambiental es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos. Debemos consolidar un operativo compuesto por personal con unas condiciones de trabajo dignas y estables, motivado e implicado, que tenga en cuenta criterios de sostenibilidad y aborde los riesgos futuros derivados del cambio climático y el abandono de los usos tradicionales del terreno” añade la consejera.


Esta anualidad 2022, el Servicio de Medio Ambiente se ha reforzado sumando 146 efectivos para complementar el operativo con el que el Cabildo cuenta durante todo el año, ampliando además el tiempo de contratación del mismo desde el inicio del verano hasta finales de año.


Dicho refuerzo lo conforman un técnico coordinador, un técnico de apoyo, un preparador físico, así como 22 equipos ligeros de intervención de cinco personas cada uno, 23 conductores de vehículos especiales y 10 vigilantes de torre para las instalaciones de El Time y Las Tricias. Además hay que tener en cuenta que gracias al sistema de vigilancia se detectaron de forma temprana un total de 28 columnas de humo incipientes, trabajo que permitió al resto del operativo responder de una manera rápida ante los conatos y evitar males mayores.


Este personal ha desarrollado su labor en turnos tales que cubrieran 24 horas todos los días durante la época de máximo riesgo, pasando posteriormente a realizar turnos diarios de 12 horas, estando posicionados a lo largo de la geografía insular en base a criterios técnicos de gestión realizando todo tipo de entrenamiento y formación práctica (tendidos de manguera, líneas de defensa, marchas de reconocimiento y vigilancia, simulacros de incendio, formación teórica y preparación física), así como ejecutando labores de prevención selvícola.


Trabajos de prevención, imprescindibles para conservar nuestra biodiversidad


María Rodríguez sostiene “la importancia de no bajar la guardia y prepararnos ahora para los escenarios futuros, por lo que debemos poner en valor la gestión selvícola preventiva realizada durante el año en materia de lucha contra incendios forestales, para proteger lo nuestro de manera proactiva”.


Durante todo el año el Servicio de Medio Ambiente ha coordinado un plan de trabajos en diferentes zonas de la Isla que son consideradas de un elevado interés estratégico para contribuir a la defensa contra los fuegos forestales, estableciendo zonas de baja carga para el frenado y detención de posibles incendios, y para facilitar el acceso y las maniobras de los medios de intervención. Estos trabajos de prevención, así como la vigilancia y cuidado de los bosques, se han ejecutado gracias a la implicación de los propios medios del operativo insular del Cabildo, habiendo contado también con el apoyo de los equipos destacados en la isla de La Palma por parte del Gobierno de Canarias (EIRIF) y del Gobierno de España (BRIF).


Los equipos han gestionado más de 40 hectáreas de terreno en zonas estratégicas de gestión, como la limpieza de áreas cortafuegos de Gallegos, Marta y Montañeta, Lomo Gordo o Siete Fuentes; creación de fajas auxiliares en pistas y caminos de Puntallana, San Andrés y Sauces, El Paso, Mazo y Garafía; se ha realizado un mantenimiento de desbroce y eliminación de regenerado en el cinturón defensivo de Fuencaliente, y se ha realizado aperturas de zonas de baja carga de combustible forestal como por ejemplo en la Pista de Valencia y la parte baja de la ladera del Bejenado o la ejecutada en los bordes de la carretera LP1 a su paso por Briestas/El Castillo (donde en parte se contuvo el incendio de Garafía de 2020).


Otra de las labores a la que han dedicado empeño tanto los Técnicos del Servicio, como los de las administraciones que colaboran con el Cabildo, es la de revisar, planificar y replantear las labores preventivas de los próximos años, estableciendo planes de gestión asumibles y con un carácter de ordenación de las masas forestales en su faceta de protección. Así, se prevé en los próximos días llevar a Consejo de Gobierno un Plan Estratégico de Gestión Anual para 2023 que recoge el resultado de todo este ingente trabajo, en el que están previstas actuaciones en casi 120 hectáreas del territorio palmero, para dar continuidad a la labor desempeñada en estos últimos años en una gestión forestal especializada sin precedentes en el pasado más reciente de la Isla.


No se debe bajar la guardia cuando hablamos de proteger nuestro legado


La Consejera remarca también la predisposición del Servicio a colaborar en la medida de lo posible apoyando en otras emergencias que han provocado serias afecciones a la Isla. “Aunque no haya incendios, el personal de Medio Ambiente sigue ahí, cuidando de los bosques y ayudando siempre que se les necesite. Tanto durante el tiempo que estuvo activo el volcán como en la fase de recuperación actual, han estado ahí para colaborar en la emergencia en multitud de labores. Y en septiembre también jugaron un papel muy importante durante las labores de restablecimiento de servicios tras el paso de la tormenta tropical Hermine asegurando carreteras, limpiando el acceso en pistas y senderos, y achicando agua de zonas inundadas”, apunta.


María Rodríguez, por último, remarca “la importancia de no bajar la guardia en ningún momento y prepararnos ahora para los escenarios futuros, por lo que debemos apostar por profesionalizar y dotar de mejores medios a nuestros equipos de intervención, a los que salvan lo que más queremos: nuestros bosques, nuestras viviendas y terrenos, y en ocasiones nuestras vidas”. 


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS

Lo más leído