​La Policía Nacional detiene en Tenerife a dos personas por el hurto de más de 400.000 euros en joyas.

La Policía Nacional ha conseguido recuperar gran parte de las mismas, que los autores había vendido por cerca de 20.000 euros
|

PHOTO 2022 06 22 15 59 35


La Policía Nacional ha detenido a dos personas como presuntas autoras de un delito de hurto con abuso de confianza que habrían aprovechado su trabajo como asistentes en el domicilio de una anciana impedida de 81 años para apoderarse de cerca de un centenar de joyas valoradas en 400.000 euros.


Abuso de confianza


Hace unos días la hija de la víctima se personó en dependencias policiales para denunciar la desaparición de numerosas joyas, objetos de valor y dinero en efectivo del domicilio de su madre, una mujer impedida por una lesión en una pierna desde hace casi dos años.


Por esta razón, la familia se había visto obligada a contratar los servicios de personas que la ayudaran en su domicilio, ya que la hija, que también residía allí, no podía ocuparse siempre por motivos de trabajo. En un principio se contrató a una mujer a la que en ocasiones sustituía a su hija y cuya pareja realizaba pequeñas labores de mantenimiento del piso de forma esporádica.


Resulta que estas personas eran las únicas que accedían al piso, más allá de algún familiar. Así pues, la hija de la víctima denunció los hechos apuntando a estas personas como principales sospechosos, lo que permitió dar comienzo a las investigaciones policiales.


Comprobaciones policiales


El primer paso fue identificar a los sospechosos y comprobar si habían realizado ventas de joyas y objetos de valor en establecimientos de compraventa de este tipo de materiales. El resultado fue positivo, logrando vincular a los autores con el hurto de las joyas una vez le fueron presentadas aquellas que pudieron ser recuperadas a la hija de la víctima. El resto habían sido ya vendidas y entregadas por cerca de 20.000 euros.


Las joyas hurtadas incluían anillos, collares, pulseras, relojes, etc. distribuidos en dos cajas de caudales de la casa cuyas llaves estaban en prendas de ropa de un armario de otra habitación. Por lo tanto debían ser personas de confianza de la familia.Con todo ello, la Policía Nacional disponía de indicios suficientes para proceder a la detención de la pareja, que ya fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS