La diputada lamenta la falta de inspección y control por parte de la Consejería de Derechos Sociales ante la gravedad de los hechos revelados por los propios trabajadores en 2020

​Vidina Espino pide a Santana que asuma su responsabilidad y no guarde en un cajón la denuncia de los centros de menores.

En este informe se denuncia que en algunos centros los niños pasan hambre y frío, se fugan y no son bien tratados
|

Vidina Espino


La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha pedido a Noemí Santana que asuma su responsabilidad y no se lave las manos ante lo que está ocurriendo en algunos centros de menores bajo tutela del Gobierno de Canarias y que demuestra “la falta de inspección real y de control” por parte de su Consejería. “No guarde en un cajón esta denuncia, le ha insistido la diputada al referirse al informe realizado en octubre de 2020 por los propios trabajadores sobre algunos centros de Gran Canaria.


Espino ha preguntado también a la consejera si conoce lo que está ocurriendo en los centros del resto de las Islas y cuántas inspecciones se han llevado a cabo para saber si los niños están siendo o no bien tratados. “Estamos hablando de un asunto muy grave, tanto que los técnicos que hicieron el informe solicitaron la inhabilitación de una de las entidades para que no siguiera prestando el servicio”, ha explicado la portavoz que ha querido saber si esa entidad sigue atendiendo a los menores.


La diputada ha lamentado que la inacción y falta de respuesta por parte de los responsables de Derechos Sociales ha obligado a los trabajadores a poner el informe en conocimiento de la policía nacional y de la fiscalía. “Señora Santana es responsabilidad suya que los centros funcionen, poner el foco en este asunto tan grave y no mirar para otro lado a la espera de que la fiscalía actúe”, le ha recordado para pedirle, además, que realice una auditoría de todos los centros de menores de toda Canarias. También ha anunciado que ha solicitado al Diputado del Común que investigue, como hizo con las residencias de mayores, lo que está sucediendo en los centros de menores.


La diputada ha agradecido a los trabajadores de Derechos Sociales y de los centros su trabajo y el informe que ha sacado a la luz pública un asunto tan grave que afecta a unos niños que no le importan a casi nadie, que no tienen a padres ni a madres que hablen por ellos y los defiendan como sí lo han hecho estos trabajadores al denunciar lo que está ocurriendo.


Vidina Espino ha recordado que solo en Gran Canaria hay más de 400 niños en desamparo en centros y que, “mientras no tengamos otra opción se debe cumplir con la ley y dar una buena atención a estos menores que son vulnerables”. Ha denunciado que la Consejería solo cuente con cinco técnicos, casi todos nuevos porque la Consejería los mueve o ellos mismos deciden irse al no ser capaces de soportar las cosas tan duras que tienen que ver.


La portavoz también ha querido saber qué requisitos se exige a las entidades colaboradoras que gestionan los centros y al personal, cómo comprueban que se están cumpliendo y si cuentan con profesionales adecuados. En este sentido, Vidina Espino ha apuntado el proceder “nada correcto” de algunos de los trabajadores de estos centros y ha destacado algunos castigos nada pedagógicos, que se traten casos de relaciones sexuales o asuntos íntimos de los niños en asamblea, o que no se informe a quien tiene la guardia y custodia, que es el Gobierno de Canarias, de niños y niñas que han iniciado tratamiento de cambio de sexo.


Hambre, fugas y mal trato


Durante su intervención, Vidina Espino ha destacado algunas de las denuncias que recoge el informe de 500 páginas, elaborado por técnicos del servicio de protección y prevención de menores con testimonios de los propios menores, de sus familias, de profesores y de trabajadores. Entre estas denuncias se constata que muchos niños aseguran pasar hambre porque la comida es escasa; se encuentran en centros donde se quejan por pasar frío, llenos de humedades y con cucarachas. Muchos no tienen cartilla de vacunación y sufren carencias en el material escolar. Además, las fugas son constantes.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS