La calidad del aire en partículas PM10 y dióxido de azufre SO2 sigue registrando valores buenos en todas las estaciones

​La presencia de gases en el sur sigue limitando los accesos a la zona evacuada.

Cuando el proceso eruptivo se de por finalizado, la Consejería de Seguridad del Gobierno de Canarias seguirá dirigiendo el operativo de emergencia
|

B6D1D8B0 CA95 4E1D BBBC C89B6E86E4F3



Las mediciones realizadas por efectivos del grupo de Seguridad han vuelto a registrar hoy una alta concentración de gases nocivos en la zona litoral sur de la colada, por lo que no se ha permitido el acceso a La Bombilla, mientras que la entrada a Puerto Naos y El Remo ha estado condicionada a los regantes, con la advertencia de no entrar en zonas interiores, como cuartos de aperos. Los valores registrados son perjudiciales para la salud y especialmente nocivos en espacios cerrados.


El Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) mantiene las restricciones de acceso mientras subsista el peligro. Estos y otros parámetros se analizaron hoy en la reunión del Comité Director, que estuvo coordinada por el Director General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Gustavo Armas, donde también se avanzó en el plan de retirada y depósito de cenizas.



En este sentido, Rubén Fernández, director técnico del PEVOLCA en sustitución temporal de Miguel Ángel Morcuende, explicó en rueda de prensa que la finalización del proceso eruptivo no supondrá un cambio a corto plazo de la situación de emergencia, que se mantendrá en nivel 2 en manos del Gobierno de Canarias a través de la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, que dirige Julio Pérez, hasta que no exista riesgo para la población y se den las condiciones necesarias para que los vecinos puedan retornar a sus viviendas en condiciones de seguridad.


Carmen López, portavoz del Comité Científico, reiteró que los observables, tanto directos en superficie como procedentes de los sistemas de vigilancia, corroboran los signos de agotamiento del proceso eruptivo y recuerda que, para poder decir que el proceso eruptivo está finalizado, la situación se debe de mantener en los mismos niveles durante cuatro días más. Actualmente hay un episodio de deformación local que requiere su seguimiento, sin observarse variaciones en el resto de los datos y observables.


La emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. En las paredes de los cráteres del cono principal y secundario se producen continuos pequeños derrumbes a favor de fallas y fisuras existentes.


El tremor está a nivel del ruido de fondo y la sismicidad, que es de baja magnitud (inferior a 2,3 mbLg), sigue a niveles muy bajos en todas las profundidades, aunque no se descarta la ocurrencia de sismos sentidos. Respecto a deformaciones, esta sigue sin mostrar tendencia en todas las estaciones de la red, salvo una deformación local en la estación de Jedey que empezó el día 19 y que, tras alcanzar el máximo de 8 centímetros el día 20, ha  revertido parcialmente.


Durante el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, continuó en niveles buenos en todas las estaciones, salvo en la estación de San Antonio, que alcanzó, de forma puntual, el nivel regular de calidad del aire en la madrugada del día 19 al 20. No se han registrado superaciones de los valores límite horarios ni diarios en ninguna estación. En la madrugada y mañana de hoy se mantuvieron los niveles buenos de calidad del aire en todas las estaciones.


Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), en el día de ayer se mantuvieron los niveles buenos y razonablemente buenos en todas las estaciones, no superándose el valor límite diario en ninguna de ellas. Durante la mañana de hoy se observa una ligera disminución en las concentraciones registradas en el conjunto de estaciones y los niveles se mantienen entre buenos y razonablemente buenos.


Los albergados en hoteles se mantienen en 547, nueve personas menos que ayer. Del total, 384 se hospedan en Fuencaliente, 70 en Los Llanos de Aridane y 93 en Breña Baja, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, continúan 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.


Igual que ayer, gracias a la ausencia de cenizas en la troposfera, la operatividad del aeropuerto en las próximas horas estará sujeta únicamente a las condiciones puramente meteorológicas. El paso de un frente atlántico activo está dejando precipitaciones persistentes acompañadas de tormentas en el entorno de La Palma y las rachas de viento del suroeste podrán alcanzar los 80 kilómetros por hora. Se prevé que la situación de inestabilidad atmosférica remita durante primeras horas de la tarde de hoy.

Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS