El CD Mensajero vuelve a la senda de la victoria a costa del CF Villanovense (1-0).

Un solitario gol de Ruymán Arteaga fue suficiente para sumar los tres puntos.
|

59A45A8F BFC3 4CCA BB5E 4F84E2CC54FB


El Club Deportivo Mensajero, tras casi un mes sin jugar en el Silvestre Carrillo como consecuencia de la erupción volcánica que afecta a la Isla, regresó por todo lo alto; con una victoria (1-0) ante el CF Villanovense.



Un solitario gol de Ruymán Arteaga fue suficiente para sumar los tres puntos. Tras dos semanas consecutivas compitiendo, el representativo palmero ya piensa en el próximo domingo, día en el que visitará (11:00 hora canaria) a la AD Mérida.


No falló. Desde el comienzo de partido, las huestes de Yurguen Hernández dominaron el partido, tanto con el balón como sin él. Los primeros acercamientos fueron del ‘Mensa’. Cuero y Ruymán, autor del único tanto del partido, amenazaron el área visitante.


Los verdiblancos intentaron ser verticales y ahogar la salida de balón del cuadro del barranco de Los Dolores. Una vez sobrepasado el primer cuarto de hora de juego, Juanda volvió a avisar con un chut que rechazó la defensa visitante.El encuentro discurría por unos derroteros que, si los balones parados no lo impedían, hacían pensar que los puntos se quedarían en el Silvestre Carrillo. Es más, Jaime anotó en el 40’; no obstante, el tanto de cabeza no subiría al marcador por fuera de juego.


El paso por vestuarios sirvió para que Yurguen introdujera algunos retoques, entre ellos, la sustitución de Ale González, que entró en detrimento de Wilson Cuero. La igualdad fue la tónica dominante hasta que Ruymán Arteaga quiso. 


El mediocentro herreño culminó con un zapatazo una bonita jugada de Yeray González (1-0). El Carrilló bulló como hacía tiempo que no lo hacía. Por su parte, el centrocampista realejero tuvo el 2-0 en sus botas; sin embargo, su chut lo atrapó el cancerbero. El Villanovense, lejos de venirse abajo ante las acometidas locales, se creció y contó con una buena ocasión a raíz de un córner (59’). Los de Juan Manuel Pavón apuraron sus opciones y buscaron inquietar a un Mensajero que hizo gala de equipo sólido.



En las postrimerías (91’), Nauzet realizó una magnífica actuación para impedir la igualada. Esa acción fue tan sólo una de las tres con las que atenazaron a la parroquia local. Saber sufrir para acabar disfrutando.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS