La conferencia estuvo moderada por el director artístico del Festival CAE, Juan José Afonso

​Carlos Santos y Adriana Torrebejano acercan el arte dramático a Canarias en el primer Encuentro CAE.

La charla se enmarcó dentro del IV Festival Internacional Canarias Artes Escénicas (CAE), organizado por la Fundación CajaCanarias y la Fundación “la Caixa”
|

E 3fymHWQAAIEuY


Como todos los buenos inicios, la primera actividad de la programación del IV Festival Canarias Artes Escénicas, no decepcionó. ¿Cómo iba a hacerlo con semejantes protagonistas? Pues aún con la situación de pandemia que la sociedad sigue atravesando, la gente tiene muy claro qué es lo que quiere: cultura. Una cultura, que motivó a muchos a venir a este primer Encuentro CAE en el Espacio Cultural CajaCanarias de la capital tinerfeña y conocer así los entresijos del arte dramático.



Uno de los primeros temas que Juan José Afonso, moderador de la charla y director artístico del Festival, quiso abordar con Santos y Torrebejano, fue lo dura que es la profesión de actor, algo en lo que todos coincidieron plenamente. Sin embargo, a pesar de su dureza, para Torrebejano es un trabajo que «engancha», por la energía que transmite y, a su vez, porque es un oficio en el que el actor tiene la capacidad de transmitir a un público cosas que no ha vivido. En la misma línea apuntó también Santos, quien además definió la actuación como algo que despierta dentro de ti, «algo que te pica».


Además de profundizar en la importancia de formarse como actores y enriquecerse en las escuelas de arte dramático, Torrebejano y Santos indagaron de manera cómica a que uno se siente profesional cuando cobra por lo que hace, aunque esto a veces es «difícil cuando se empieza», apuntaron ambos.


Por otra parte, también analizaron el cómo se sienten con lo que han conseguido, por lo que salió a la palestra el «síndrome del impostor», un sentimiento que aflora en la gente cuando considera que no se merece sus logros; de hecho, los artistas bromearon con que no sabían muy bien por qué estaban dando una charla sobre las artes escénicas y por qué habían decidido contar con ellos, lo que provocó grandes carcajadas entre los asistentes. No obstante, aunque admitieron que tener estos sentimientos es algo normal, sobre todo cuando se trabaja con grandes referentes, «en cuanto te dicen acción, te olvidas y te metes en la piel del personaje».


Dada la esctructura del mundo de las artes escénicas, Afonso preguntó a Torrebejano si se había sentido perjudicada por el hecho de ser mujer, a lo que la actriz respondió que se trata de una cuestión «compleja», también porque todo ha cambiado bastante desde sus comienzos hasta la actualidad. En ese sentido, Adriana puso de manifiesto que en este mundillo se juzga más a la mujer, porque muchas veces esta tiene que ser «más valida». Asimismo, puso el foco en que, «por lo general, son los hombres quienes deciden tengas o no trabajo» y se mostró crítica con lo absurdo que pueden llegar a ser los castings. Santos, por su parte, consideró que él no podía opinar, pero sí que coincidió en la existencia de criterios disparatados para seleccionar a un actor, como si hubiese «falta de imaginación» entre los creativos.



Por último, no faltaron las preguntas del público, quienes más allá de sus curiosidades e, incluso, intercambio de opiniones con Torrebejano y Santos, reflejaban con sus palabras la curiosidad por conocer y la pasión por el arte dramático.


Comentarios