​Rematan las obras de la carretera de Gallegos para poder reabrir la vía en las próximas semanas.

El consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, destaca en la recta final de los trabajos, que la actuación se ha ampliado 300 metros más de lo previsto inicialmente, hasta los 2,3 kilómetros de vía
|

228D89F3 844B 4BB7 A6D2 7AE78C7DDCD6


Las obras de emergencia de la carretera LP-1 a su paso por el barranco de Gallegos, que realiza el Cabildo de La Palma en el municipio de Barlovento, afronta su última fase con los trabajos de remate de la instalación de las mallas en la mayor obra de estabilización de taludes que se ejecuta en Canarias.



En concreto, se está procediendo al 'cosido' de la malla de triple torsión, lo que la sostiene este elemento de protección al terreno natural, y ejecutando un pequeño tramo final de perforaciones. Es decir, la obra afronta la última etapa de la instalación de las mallas, mientras que las barreras dinámicas están terminadas desde que se permitió el pase de vehículos en determinadas franjas horarias desde mediados del pasado mes de julio. 


El consejero de Infraestructuras del Cabildo de La Palma, Borja Perdomo, visitó las obras con las concejalas del Ayuntamiento de Barlovento, Janet Díaz y Yesica Medina, así como técnicos responsables de los trabajos y de la empresa especializada que ejecuta esta intervención, Paramasi.


Perdomo mostró su satisfacción porque la conclusión de los trabajos está próxima, poniendo fin así a una obra “de gran complejidad, en la que pese a que se ha actuado con la máxima celeridad y toda la eficiencia que hemos podido, sin duda somos conscientes de que ha supuesto un gran sacrificio para los habitantes de la zona”.“Ahora, en las próximas semanas, en el mes de septiembre, podremos poner en funcionamiento íntegramente una carretera más segura, pero con el convencimiento de que esta actuación ha sido una medida provisional. Por ello vamos a seguir trabajando con el Gobierno de Canarias, con la misma intensidad, para dotar a esta zona de la Isla de una solución definitiva a los problemas de comunicaciones que sufre”, garantizó el consejero.



Borja Perdomo especificó que la actuación realizada en Gallegos ha superado las previsiones con las que se iniciaron los trabajos, interviniendo en 2,3 kilómetros, frente a los dos que estaban previstos inicialmente. Del mismo modo, se ha empleado 6.000 metros cuadrados más de malla que la contemplada al principio, hasta un total de 32.000 metros cuadrados de este material para estabilizar el talud y evitar la caída de piedras sobre la vía.


Comentarios