​El alcalde de Breña Alta crea una concejalía fantasma para el PP con un coste de 14.000 euros para los habitantes del municipio.

​Los socialistas lamentan que la edil popular aceptara este brindis al sol de CC y señalan que “ahora somos la única alternativa real al desgobierno que sufre Breña Alta”
|

Dani breAlta


El Grupo de Gobierno de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Breña Alta ha puesto de manifiesto, una vez más, su incapacidad para gobernar el municipio con los ocho concejales liberados de los que dispone, que representan una mayoría más que suficiente para la gestión local, incorporando a una concejala más, del Partido Popular, para estirar la inacción en la que se encuentra instalado y su coste para los habitantes del municipio.



Los socialistas de Breña Alta no entienden que el alcalde se haya sacado de la manga una concejalía de relaciones con el Cabildo para encargársela a la nueva concejala del Gobierno, despejando así cualquier responsabilidad en las relaciones con la institución insular. “El alcalde de Breña Alta se parapeta tras una concejalía sin contenido ni presupuesto alguno para sacarse de encima cualquier responsabilidad en la gestión del municipio con el Cabildo”, añaden.


“Nos parece un gesto irresponsable que el alcalde claudique de sus responsabilidades y se esconda tras un espejismo de concejalía para evitar ejercer su deber, que no es otro, entre otras cuestiones, que promover y defender los intereses de Breña Alta ante el Cabildo Insular”, subrayan los socialistas, que le recuerdan que “ha sido elegido por los habitantes del municipio para que trabaje en favor de Breña Alta, en lugar de eludir su deber y crear concejalías fantasmas con la única finalidad de tratar de silenciar a la oposición”.


Aseguran que esta operación no va a suponer ninguna mejora para la calidad de vida y el bienestar de las vecinas y vecinos de Breña Alta sino encarecer el coste del Gobierno municipal. La nueva concejalía representa un incremento de 14.000 euros para sufragar el sueldo de la concejala del Partido Popular, que saldrán de las arcas municipales, es decir, de la ciudadanía de la localidad.



Los socialistas de Breña Alta lamentan que la concejala del PP haya aceptado este brindis al sol del alcalde, cuya única finalidad es la de tratar de silenciar la voz legítima y democrática de la oposición, necesaria para el buen Gobierno del municipio. “Estamos convencidos de que Breña Alta necesita un cambio radical. Ahora somos la única alternativa real a este desgobierno”, concluyen.


Comentarios