​El Cabildo reconsidera la propuesta de convivencia entre viñedos y turismo del noroeste en favor del consenso institucional

​Gonzalo Pascual valora que se haya abierto un debate en la sociedad en torno a la sostenibilidad a raíz de los estudios previos realizados por el Cabildo
|

AGRICULTURA


La Consejería de Ordenación del Territorio del Cabildo de La Palma reconsidera la propuesta planteada en el informe Viñedos de La Palma. Singularidad territorial y admisibilidad turística ante la oposición que ha encontrado por parte de los ayuntamientos de la Comarca Noroeste de la Isla en la iniciativa planteada por la Mesa de la Mujer Rural y entidades representativas del sector primario de cara a la ordenación turística.



El consejero del área, Gonzalo Pascual, destacó que esta propuesta de trabajo nació con la voluntad de atender la inquietud mostrada por multitud de colectivos ante el futurible efecto negativo que podrían causar sobre el cultivo del viñedo la presión urbanística en el precio del suelo y la escasez de recursos, entre otros factores, en esta zona de la Isla, provocando la regresión de la industria vitivinícola, en el marco de la revisión turística que por parte de su departamento se está realizando del Plan Insular.


Una situación que, llegado el caso, entiende que debería ser abordada tanto por el Cabildo junto a los ayuntamientos para activar las herramientas reactivas necesarias para que la conservación y desarrollo del cultivo de la viña estuviera garantizado y no se produjeran situaciones que hicieran peligrar al sector.


Gonzalo Pascual indicó que desde Ordenación del Territorio trabajan en la promoción de un modelo de desarrollo sostenible de la Isla, que haga compatible la protección de sus valores ambientales con el progreso social y económico de sus habitantes. Destacando el valor agroecológico, paisajístico y cultural que representan los cultivos de viñedo en la comarca noroeste de La Palma, por lo que sostiene que han de ser objeto de protección y valoración por parte de las entidades públicas.



“Entendemos que en aras del máximo consenso y del interés general, esta propuesta de futuro, que presentamos para debatir y consensuar, no puede dar los frutos deseados al no encontrar el acuerdo necesario desde el punto de partida, por lo que se ha reconsiderado este tipo de limitaciones alojativas en esa zona, en el proceso de revisión turística”, concluye el consejero.


Comentarios