El Consejo Insular de Aguas ejecutará nuevos tranques en las galerías del este de la isla.

Es necesario, además, actualizar con urgencia algunos sistemas de gestión de agua obsoletos e improcedentes
|

Carlos Cabrera


La Junta de Gobierno del Consejo Insular de Aguas aprobó por unanimidad iniciar el proceso administrativo para dotar, en unos casos, o mejorar, en otros, los tranques de galerías con el objetivo de evitar de esa manera la salida de caudales innecesarios.



El consejero del área del Cabildo de La Palma, Carlos Cabrera, destaca que este acuerdo supone, en primer lugar, determinar con un estudio técnico un orden de prelación puesto que no puede ser una cuestión caprichosa o aleatoria, con posterioridad se determinará aquellas galerías que técnicamente son susceptibles de proceder a sus cierres temporales y, finalmente, se redactará y ejecutará el proyecto. Todos estos pasos los realizará el propio Consejo Insular de Aguas.


Hay que tener en cuenta, recalca Cabrera, que, a pesar de las últimas lluvias y nevadas, la Isla continúa inmersa en un largo periodo de sequía, en el que se hace necesario proseguir el trabajo desarrollando por el Consejo Insular de Aguas y el Cabildo de La Palma en pro de un aprovechamiento racional y un uso controlado de los caudales, evitando cualquier tipo de merma, tanto en el transporte como en los lugares de generación y/o almacenamiento.


En concreto, añade el consejero, en La Palma, existen 16 galerías con estos cierres hidráulicos instalados, incluidas las dos bocas del Túnel de Trasvase, con lo cual la iniciativa que comienza su andadura administrativa persigue ejecutarlos en aquellas zonas donde no se utilicen todos los caudales que drenan sus captaciones o que cuenten con tranques que no cumplen con su objetivo. “Es irrenunciable la ejecución de esta acción que ha de venir acompañado por otra forma de entender la gestión de las aguas. Hoy tenemos más alternativas de transporte eficiente para aprovechar esa agua en distintos puntos de la isla”. 


Carlos Cabrera hace hincapié en que es “inadmisible perder ni una gota más de agua”, por lo que desde el Consejo Insular de Aguas se mantiene el trabajo, primero de concienciación, y después, “actuando con contundencia”, añade el consejero, para evitar cualquier gestión anómala de los recursos hídricos.Esta iniciativa es una apuesta más del Cabildo de La Palma para colocar en el siglo XXI a las infraestructuras de almacenamiento, captación y distribución de agua en la Isla, poniendo de relieve una gestión racional, razonable y adaptada a las circunstancias. 


Les dejamos las declaraciones del conejeros de Aguas Carlos Cabrera:






Comentarios