Dos hombres realizan en La Palma el mayor reto jamás creado el "​Challenge Trail Isla de La Palma".

Segio Tejero & Tito Parra, han recorrido de manera continua (non stop) los dos senderos de Gran Recorrido de la isla, que suman más de 220 kilómetros y 22.000 metros cumulados, desde el sábado a las 09.00 desde el faro de Fuencaliente, hasta la Playa de Tazacorte en un tiempo de 36 horas, 49 minutos y 22 segundos.
|

1


La empresa palmera “Fitters” el Cabildo de La Palma, a través de las Consejerías de Deportes y Promoción Económica, pusieron en marcha toda la maquinaria para ayudar a que estos dos “superhéroes”, pudieran conseguir un reto deportivo alcance de muy pocos en el planeta.



Comenzarían desde la salida “mítica” del Faro de Fuencaliente (salida de Transvulcania) y comenzaron subiendo por todas las crestas de lava volcánica que les llevaría hasta el pueblo de “Los Canarios” , hasta ese punto marcaron un tiempo de 52 minutos (En Transvulcania la elite oscila entre los 42 y 55 minutos, por lo que el ritmo era muy alto).


3


Cabe destacar a las familias de ambos corredores, que desde ese punto hasta meta, le realizaron un total de 18 avituallamientos, una media un avituallamiento cada 12 Km. Iban lanzados, hacia el refugio del Pilar, pisando arena volcánica (picón) los primeros 25 Km, por las impresionantes rampas del sendero conocido como “Ruta de Los Volcanes”, estaban pletóricos de energía, la temperatura aunque iba bajando y les caía alguna gotas de lluvia y no bajan el ritmo (Sergio acostumbrado a estas temperaturas en su Guadalajara natal) iba encantado en estas condiciones.



Llegan al “Refugio del Pilar” marcando un tiempo cercano a las 3 horas (un tiempo de top 30 de Trasvulcania).Comenzaría un tramo que se suponía que iba hacer un poco más de descanso y de guardar energías, pero seguían con el ritmo muy alto, al paso de la “Punta de Los Roques” marcaban por encima ya de las 4 horas y estaban en los 2000 metros, de los que no iban a bajar hasta los próximos 25 Km.


4


La táctica era lógica, intentar correr a buenos ritmos para guardar en la bajada (ya que muscularmente te podría destrozar y tirar por tierra el challenger) así siguieron toda la crestería del P.N de la Caldera de Taburiente, hasta llegar a la cima de la isla “Roque de los Muchachos” a 2426 metros, marcando 6 horas 59 minutos.



Comenzaba la temida bajada de “Transvulcania” que en tan solo unos 17 Km, tenían que bajar unos 2600 metros negativos, como se preveía, marcando la experiencia de “Tito” en este tramo se hizo a un ritmo muy cómodo intentando dañar lo menos posible una musculatura que ya tenía más de 60 km y 7000 metros acumulados en sus piernas.


3


Sobre las 9 horas y 45 minutos aparecían por las rectas de la, AV Enrique Mederos de Los Llanos de Aridane, se tomarían un respiro de 10 minutos , alimentándose bien, un breve chequeo del fisio (Physpod) y vuelta al “ruedo” enlanzando el GR 131 (terminado) / con el GR 130, les quedaba más de 140 Km y 12.000 metros acumulados por delante.



Les venía la noche, aunque la temperatura acompañaba y el terreno se iba a suavizar hasta la capital palmera (con pocos desniveles y terrenos más cómodos) tenían que apretar y aumentar los ritmos de carrera (tocaba correr) durante más de 50 Km hasta Santa Cruz de La Palma.Llegan a la capital con 17 horas de reto, mentalmente y físicamente iban muy enteros, pero con tranquilidad porque ahora les venía posiblemente lo más duro de los 220 Km que tenían que recorrer. Se les cambia el terreno, con el 70 % de terreno técnico y donde iban acumular en 60 Km más de 5000 metros positivos.


6


Después de su paso por Puntallana, iban a comenzar los problemas, en una de los tramos costeros de Nogales, Tito Parra comienza con problemas musculares y se le añade que sale del sendero y va a dar a una “Tunera” por lo cual deben hacer una parada, ya que tiene mitad de la pierna izquierda llena de “picos” clavados en dicha zona.


Se debe movilizar el equipo para buscarlos en la escarpada costa de dicho municipio para verificar hasta dónde puede llegar dicho percance y poner en alerta al equipo en el núcleo urbano de “Los Sauces” donde con material del centro médico de la localidad y el “Fisio” de la organización pueden quitarle las ultimas “púas” incrustadas en su pie y aliviarle el dolor en una musculatura ya dañada.Por parte de Sergio, aunque viene más entero muscularmente, un repentino dolor de muelas lo está dejando KO y viene muy tocado.


7


Les venía la última subida hasta Barlovento, para llegar con 23 horas a dicho municipio, poder reponer fuerzas porque les venía la prueba de fuego, tenían que entrar en los témidos “Acantilados del Norte”, 30 Km llenos de acantilados y barrancos técnicos, con un desnivel positivo de más de 2000 metros y 2400 negativos que iba a decidir el devenir del “challenger”.



Era la zona marcada en rojo por ambos corredores, por una parte “Tito” se los conocía muy bien, ya que se podría decir que es su “parque de recreo” y sabía a lo que se iba a enfrentar, Sergio por el contrario venia muy alertado por dicha zona, ya que siempre que le hablaban del reto, no solo la organización o Tito, sino corredores de su entorno en península, le hablaban que era una zona muy complicada a la par que impactantemente bella.


8


Entraban en ella y tras una reunión de urgencia de la organización viendo como venían ya los corredores y sabiendo que dicha parte podía tirar al traste todo lo conseguido anteriormente, multiplicaron los avituallamientos y movieron a todo el personal para colocar 8 avituallamientos en 30 Km.


El primer “tramo” hasta “Gallegos” iban muy bien, también es verdad que el amigo “Tito” iba “engañando” cariñosamente a Sergio diciéndole que los barrancos que ya habían pasado eran de los más duros, sabiendo que les quedaba el “Rock & Roll” por delante, cabe recordar que son aproximadamente 14 barrancos y acantilados lo que deben sortear, siendo 3 centrales los mas abruptos y duros que oscilan entre los 400 y 600 metros que deben bajar y subir sin respiro.Cabe destacar que no solo la dureza está en los desniveles, sino en el terreno pedregozo y las temperaturas que son auténticos hornos de vapor, lo que se van encontrando en los fondos. 


Con todo ello, van pasando de uno a otro, sin demasiados problemas para el equipo de organización, iban subiendo los tiempos de paso (cosa ya prevista) pero muscular y anímicamente los corredores estaban dando la talla, también ayuda que las vistas y los paisajes que se van encontrando distraen mucho y se hace el reto mucho más ameno.


Su llegada a Santo Domingo, fue pletórica, físicamente salían geniales y con los ánimos por las nueves, reponen energías, el físico les relaja la musculatura y se ponen en marcha, saben que lo más duro ya lo han pasado y tienen la meta a tan solo unos 45 Km.


Los primeros 12 Km (ascenso) hasta llegar a Puntagorda, son en su mayoría por zona de pinar y la ultima parte de dureza, a partir de ahí hasta meta será tramos mucho más sencillos.Pero el equipo sabía que los problemas tenían que llegar, los “Acantilados” no perdonan a nadie, en los primeros Km de su salida de Garafía, los tiempos ya eran cada vez más largos y comienzan los problemas graves que podían arruninar todo lo conseguido hasta ahora.


9


Por las Tricias (Frontera entre los municipios de Garafía y Puntargorda) ya venían Tito diciendo que se había roto y que no podía correr, Sergio venia muy tocado con el dolor de muelas que casi le impedía hacer cualquier movimiento, hablar o ponerse en pié.Se monto una especia de “centro de urgencias” por la zona denominada el “fayal”, había que recuperar a los corredores, el fisío intentaba remendar las roturas musculares de “Tito” mientras que “Sergio” había que animarlo para que aguantara los dolores que provenían de esa “muela” que lo estaba dejando fuera de combate.


Tijarafe sería clave, de cómo llegar a este punto se podría decir si lo iban a conseguir o no, pasaban la barrera de los 200 Km, y se hacía derrogar en dicho municipio, habían nervios en la expedición porque no pasaban en horas estimadas y sabíamos que algo iba mal, miembros del equipo se movieron a buscarlos en las salidas del sendero de la zona denominada “Tinizara” y después de 20 minutos de angustia, aparecen por la salida del sendero, “Tito” ya estaba roto, las roturas musculares le impedía casi levantar el pie izquierdo y la cara de Sergio era un poema, pero ahí supimos que iban a lograrlo, le quedaban menos de 10 Km para meta, el terreno ahora no ayudaba mucho pero casi todo el equipo se desplazo hacia la playa de Tazacorte, porque sabían que lo iban a lograr.


Después de 36 horas seguidas, la noche había caído y un centenar de personas aguardaba en la playa con su mirada puesta en el risco de la playa tazacorte hasta que se vislumbrará dos focos bajando por el sendero.


A eso de las 20.15 un sonado aplauso comienza a resonar, se ven los dos focos de luz “Tito y Sergio” bajando por el serpenteante sendero de Tazacorte en y unos 20 minutos están pisando el paseo, logrando una gran azaña de unir los dos GR de largo recorrido de La Isla de La Palma, 220 Km y 22.000 metros acumulados en 36 horas y 49 minutos, algo que será muy difícil de repetir.


Comentarios