​Medio Ambiente coopera con el programa de control del rabo de gato del Gobierno de Canarias y la ULL.

Ya se ha puesto en marcha el programa y, tal y como establece el contrato, la consultoría realizará los trabajos de campo en la isla de La Palma
|

Maru00eda Rodru00edguez



El Área de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma ha contratado al Gabinete de Estudios Ambientales GEA, una consultora con experiencia en el trabajo con especies invasoras en las Islas, para reforzar el proyecto de investigación denominado Nuevas actuaciones para el control del rabogato, que promueve la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias conjuntamente con la Universidad de La Laguna a través del equipo de investigación Control Integrado de Plagas y Enfermedades Vegetales (CIPEV).


Ya se ha puesto en marcha el programa y, tal y como establece el contrato, la consultoría realizará los trabajos de campo en la isla de La Palma y el traslado de los resultados al programa insular de control del rabo de gato, teniendo en cuenta que el equipo investigador del grupo CIPEV de la ULL se ocupa de realizar los estudios de laboratorio.


Las acciones de campo se relacionan con el análisis de la distribución insular del rabo de gato, el seguimiento de la evolución sintomatológica de las poblaciones insulares de rabo de gato afectadas por patógenos y, por último, con el establecimiento de parcelas de contraste para el seguimiento de las aplicaciones obtenidas de las líneas de investigación del proyecto, así como para el establecimiento de parcelas experimentales orientadas a testar diferentes metodologías de trabajo, que permitan optimizar los procedimientos tradicionales de control de la especie.


La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez Acosta, señala que el Cabildo de La Palma se suma a este programa de investigación liderado por el Gobierno canario y la Universidad de La Laguna para contribuir a hacer frente a este grave problema ambiental que sufre la isla por la presencia y expansión de esta especie invasora, que representa toda una amenaza para los ecosistemas insulares. Asimismo, recordó que la Corporación Insular tiene también en marcha otra serie de iniciativas para el control del rabo de gato.


Comentarios