​El balance estival del sector turístico palmero registra un descenso del turismo europeo de más del 78%.

​Las expectativas para la temporada de invierno son "desoladoras" ante la desaparición de todas las conexiones con Reino Unido y Bélgica, así como con Berlín y Munich, en Alemania
|

NP1


El balance de pérdidas del sector turístico como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19 es "devastador". Así lo acreditan los datos de la memoria estival del Centro de Iniciativas Turísticas Insular Tedote, elaborada a partir de la media de ocupación de la planta alojativa hotelera y extrahotelera de julio y agosto, que no superó el 47%, mientras que las llegadas de pasajeros de los mercados europeos descendieron en un 78,8% con respecto al mismo período de 2019.



La ausencia de medidas urgentes, con una promoción específica para La Palma, ajustada a la realidad epidemiológica y como destino seguro en base a los datos oficiales, que colocan a la Isla Bonita como la de menor número de contagios por COVID-19 por cada 100.000 habitantes, es uno de los elementos clave en la valoración de la patronal turística, que vuelve a reclamar "decisiones efectivas por parte del Gobierno de Canarias y del Cabildo palmero para remediar una situación que no puede frenarse desde la mera declaración de buenas intenciones".


Así lo explica el presidente del CIT Insular Tedote, Óscar León, que advierte que "sino se toman decisiones de forma urgente y desde una gestión decidida, La Palma se enfrenta a un desastre turístico y económico sin precedentes". En esa línea agregó que "la pobreza y la pérdida de empleos en el sector turístico insular, y por ende en el sector servicios, generará no solo más paro, sino un aumento exponencial en la demanda de ayudas de emergencia social que recaerá sobre las ya debilitadas economías municipales".


La baja ocupación hotelera y extrahotelera durante los meses de julio y agosto, con ocupaciones del 38,18% y del 56,93% respectivamente, atenuadas por un fuerte aumento de turismo canario que ha llegado principalmente por vía marítima a La Palma, se suma a las incertidumbres que planean ante el mantenimiento y reapertura de los hoteles, apartahoteles y pequeños complejos de La Palma.


En agosto, se sumó al limitado listado de hoteles apartahoteles abiertos en julio, el H10 Taburiente Playa y La Palma Romántica, en Los Cancajos y Barlovento, mientras cinco de los establecimientos turísticos de referencia en la Isla, entre los que figuran La Palma Princess y el Hotel Sol, en Fuencaliente y Los Llanos de Aridane, permanecen cerrados, sin expectativas claras en la fecha de reapertura, a la espera de un plan de promoción que reactive la llegada de vuelos desde los principales mercados europeos.


El presidente del CIT Insular Tedote, Óscar León, subraya la gravedad de las expectativas para los próximos meses, tras un septiembre con registros de ocupación hotelera y extrahotelera que no superan el 20%. "Si nos ceñimos a la previsión para el mes de octubre -indica el presidente de la patronal turística- los datos son aún peores, con un pronóstico de ocupación del 14,6%".



Las expectativas empeoran si se tiene en cuenta que durante la temporada de invierno, entre los meses de noviembre de este año y abril de 2021, se mantiene la programación de solo un 40% de los vuelos con respecto a la temporada anterior. Desaparecen de la planificación actual todas las conexiones con Reino Unido y Bélgica, así como los vuelos con Berlín y Munich, mientras que los enlaces aéreos con los países nórdicos solo mantienen, sin garantías de cumplimiento a falta de un plan de promoción, tres conexiones semanales. 


Comentarios