​MásMóvil cobró 150 euros a un socio de FACUA por un contrato de fibra del que decidió desistir.

​La empresa MásMóvil se negó a atender la reclamación de FACUA Jaén y se reiteró en que los 150 euros se habían facturado en concepto del "cargo por instalación" y de la penalización por causar baja antes de doce meses.
|

Logo mas movil


FACUA Jaén ha logrado que la operadora le devuelva dicha cantidad. La asociación tuvo que acudir a la Administración, quien resolvió que el cobro era improcedente pues no se había prestado ningún servicio.Tras la actuación de FACUA Jaén, MÁsMóvil ha devuelto a un usuario 150 euros de un contrato de fibra del que decidió ejercer su derecho de desistimiento a los pocos días, sin que se le hubiera activado el servicio o realizado instalación alguna.



Juan Rubio Lozano, residente en la localidad jienense de Linares, contrató en mayo de 2019 el servicio de internet a través de fibra para su domicilio con MásMóvil. A los pocos días, y antes de que se realizara ninguna instalación en su hogar, informó a la operadora de que había decidido ejercer su derecho de desistimiento, poniendo fin a la relación contractual con la compañía.


Para su sorpresa, en julio del mismo año recibió una factura de MásMóvil de 150 euros por el cargo de la instalación y la penalización por incumplir una supuesta permanencia de doce meses. El usuario decidió entonces acudir a FACUA Jaén para que le ayudara a reclamar a la operadora dicha cantidad, que le había sido cobrada indebidamente.


El equipo jurídico de la asociación se dirigió a MásMóvil para instarle a la devolución de los 150 euros. En su escrito, FACUA Jaén indicaba que, tal y como indica el artículo 102.1 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, "el consumidor y usuario tendrá derecho a desistir del contrato durante un periodo de 14 días naturales sin indicar el motivo y sin incurrir en ningún coste".


De igual forma, el artículo 68.1 de la citada normativa establece como derecho de desistimiento "la facultad del consumidor y usuario de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase".



En su respuesta, MásMóvil se negó a atender la reclamación de FACUA Jaén y se reiteró en que los 150 euros se habían facturado en concepto del "cargo por instalación" y de la penalización por causar baja antes de doce meses.


La SEAD resolvió que el cargo había sido improcedente.


Ante la negativa de la compañía, FACUA Jaén acudió a la Secretaria de Estado para el Avance Digital (SEAD), dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para conseguir resolver el asunto y que le fueran devueltos los 150 euros a Juan.


Así, la asociación volvió a indicar que Juan había ejercido su derecho de desistimiento dentro del plazo que establece la normativa y que, además, no era cierto que se hubiera realizado instalación alguna en su domicilio.



Finalmente, la SEAD ha estimado la reclamación de FACUA Jaén y ha declarado improcedente el cobro de los 150 euros por parte de MásMóvil, ya que la compañía no ha podido demostrar que efectivamente existió una instalación y se aceptó una permanencia. "Teniendo en cuenta que no se ha demostrado, por parte del operador, que la cantidad que pretende cobrar se corresponda con beneficios realmente disfrutados por el reclamante y aceptados por este a cambio de asumir un determinado compromiso de permanencia, procede estimar la reclamación", ha indicado en su escrito.


Comentarios