La ejecutiva del PSOE considera “un orgullo para el socialismo palmero” la designación de Anselmo Pestana. como Delegado del Gobierno de Canarias

El portavoz de la ejecutiva del PSOE de La Palma, Gonzalo Pascual, ha destacado al término de la ejecutiva celebrada la noche de este martes, el buen momento que vive el partido en La Palma
|

Imagen de la ejecutiva


La dirección ejecutiva socialista de La Palma ha mostrado su apoyo cerrado al secretario general del PSOE de la isla, Anselmo Pestana Padrón, en su nueva responsabilidad al frente de la Delegación del Gobierno de Canarias, mostrando su máxima confianza en que va a desarrollar un gran trabajo en esta nueva responsabilidad, que por primera vez recae en una persona de una isla no capitalina, lo que representa “un orgullo para el socialismo palmero”.



El portavoz de la ejecutiva del PSOE de La Palma, Gonzalo Pascual, ha destacado al término de la ejecutiva celebrada la noche de este martes, el buen momento que vive el partido en La Palma, de lo que es reflejo también la designación de Anselmo Pestana como Delegado del Gobierno. Una situación que no solo habla del peso específico que tiene el socialismo palmero en el contexto regional, sino la propia isla de La Palma.


Gonzalo Pascual indicó que la ejecutiva socialista ha valorado el trabajo que ha desarrollado Anselmo Pestana en el Gobierno del Cabildo de La Palma, liderando el avance en aspectos claves para el progreso socioeconómico insular a pesar de no siempre contar con el respaldo del Gobierno autonómico y de determinados ayuntamientos, que en algunos momentos llegaron a poner en peligro recursos para la isla por meros intereses partidistas.



Del mismo modo, destacó el convencimiento de la ejecutiva insular del PSOE palmero de que Anselmo Pestana va a continuar trabajando con el mismo ahínco, talento y entrega en la defensa de los intereses de la isla de La Palma y del conjunto de Canarias en su nueva responsabilidad, en coordinación con los gobiernos progresistas que presiden Pedro Sánchez y Ángel Víctor Torres.


Comentarios