​La Bajada de la Virgen estrenará Carro Alegórico por primera vez en 25 años

​‘El corazón de María’ se convertirá en el primer Carro del siglo XXI
|

CARRO ALEGu00d3RICO 2


La Bajada de la Virgen 2020 contará con un nuevo Carro Alegórico y Triunfal. El corazón de María, con texto del dramaturgo Antonio Tabares y música del violinista Gonzalo Cabrera, se convertirá en la primera aportación del siglo XXI a este número capital de las Fiestas Lustrales, uno de los más antiguos del programa de actos.



Desde el año 1995, cuando se representó Cubierta con su sombra, con letra y música de Luis Cobiella, no había vuelto a estrenarse un nuevo Carro Alegórico. En las últimas cuatro ediciones se repusieron piezas ya estrenadas con anterioridad, contraviniendo la propia naturaleza del número, que reclama una obra de nueva creación en cada cita lustral. Se cierra, por tanto, un paréntesis de 25 años.


El corazón de María se incorpora a la larga tradición del Carro Alegórico y Triunfal conservando algunos de los elementos que han caracterizado a este acto desde su fundación. Al mismo tiempo, trata de ser una aportación contemporánea a un espectáculo de origen barroco, siguiendo la máxima del profesor José Pérez Vidal de que el Carro “no es una pieza fosilizada”, sino que responde a las tendencias y corrientes de cada época en la que es escrito.


Como elementos pertenecientes a la tradición lustral del número podrían citarse la propia función anunciadora de El corazón de María, así como el indudable carácter alegórico de la pieza y de sus personajes, varios de los cuales, como El Ángel, La Ciudad o La Memoria, aparecen ya en las loas fundacionales de Poggio Monteverde y se han venido repitiendo periódicamente a lo largo de más de tres siglos. Asimismo, se recupera uno de los momentos culminantes del Carro tradicional, que no es otro que la aparición de la imagen de la Virgen como clímax de la representación.



Por otro lado, El corazón de María tiene una estructura y un desarrollo dramático muy definidos, donde la presencia de protagonistas y antagonistas, además de una trama y un conflicto claramente planteados, hacen que el espectáculo pueda seguirse con facilidad. En este sentido, la obra tiene un componente muy popular que puede favorecer su recepción por parte de cualquier espectador.


En cuanto a la parte musical, Gonzalo Cabrera ha escrito una partitura de honda expresividad, gran envergadura y notable exigencia técnica para orquesta sinfónica y coro, con sendas arias para soprano y barítono. La música juega un papel determinante en la función, ya que no tiene carácter puramente descriptivo o de acompañamiento, sino que asume un protagonismo dentro de la propia acción dramática.



En palabras del concejal delegado del Carro, Bernardo López, El corazón de María es una obra que trata de sumar las aportaciones de toda una larga tradición de Carros de la Bajada de la Virgen, pero a su vez está pensada para el gran público, sumando nuevas ideas acordes a los nuevos tiempos, en la confianza de que permitan revitalizar el número, despertar el interés del espectador actual y garantizar su pervivencia en el tiempo.


La pieza será dirigida por el director de la Escuela Municipal de Teatro, Carlos De León, y ya se ha realizado un primer proceso de selección de participantes. Los ensayos empezarán después de Navidad, aunque desde hace semanas se viene trabajando en varios aspectos de la producción, como el diseño de vestuario y del espacio escénico.



Paralelamente a la función principal, se mantendrá la figura del Carro-Pregón, tirado por bueyes, que en un formato más breve y de pequeñas dimensiones recorre la calle Real en la misma tarde del Viernes Grande, anunciando la inminente entrada de la Virgen en la ciudad.


Comentarios