​La Segunda Guerra Mundial entra a formar parte de los fondos del Museo Naval de La Palma, con una nueva donación de origen norteamericano

|

45698900 483971672091513 6401959250758729728 n


En el momento del hundimiento del portaaviones, había seis aviones patrullando en el aire, tan solo dos sobrevivieron, el bombardero que llegó a La Palma y otro que alcanzó el archipiélago portugués de Madeira.


John Carr logró amerizar su avión cerca de la costa palmera y fue rescatado por unos pescadores del pueblo de Tijarafe, que lo encontraron en una baja en el litoral. Tras recuperarse en la isla por espacio de una decena de días, fue enviado a la Península, desde donde volvió a su país a través de Gibraltar. Este aviador norteamericano, que vivió hasta entrados los noventa años y falleció recientemente, mantuvo siempre el recuerdo de La Palma y de sus rescatadores, si bien nunca volvió a la isla.


Ese recuerdo y gratitud lo han plasmado sus descendientes en la donación al Museo Naval de La Palma del chaleco que le salvó la vida y que guardó a lo largo de su existencia, como testimonio de su historia. Ello ha sido posible por la labor de un grupo de vecinos de Tijarafe, encabezados por Raúl Aguiar, quien contactó con la familia Carr y le trasladó el interés y recuerdo de realizar un memorial de aquel rescate como parte de la memoria colectiva del municipio. Para conmemorar esta efeméride, el ayuntamiento de Tijarafe y el Museo Naval han organizado conjuntamente un acto memorial en recuerdo del rescate del piloto estadounidense John F. Carr durante la Segunda Guerra Mundial.


El acto tendrá lugar el sábado uno de diciembre y contará con la presencia de Elisabeth Leverson y Douglas Carr, hijos del piloto rescatado, quienes se desplazarán a La Palma para participar en los actos en memoria de la historia de su padre. El memorial comenzará a las 10 de la mañana en Tijarafe, donde se encontrarán familiares de los pescadores que rescataron al aviador y los hijos de este, para posteriormente desplazarse a Santa Cruz de La Palma donde se inaugurará la vitrina con el chaleco salvavidas y la documentación que ha sido donada por la familia Carr que quedará dentro de la exposición permanente del Museo Naval.


Esta es la segunda cesión de origen norteamericano que recibe el Museo Naval de La Palma en este año, ya que los fondos del museo recibieron la donación de la campana del velero La Verdad, realizada por el ciudadano americano Thomas Cox. Esta campana data de 1873 y perteneció a un bricbarca fabricada en La Palma y que naufragó en Bermuda en 1899, cuando retornaba a la isla desde Cuba.

Comentarios