​El bote educativo creado por el IES Eusebio Barreto "iFADO II Buche Salado" alcanza la Dorsal Atlántica en su singladura a América

​El pequeño bote a vela preparado por los alumnos del IES Eusebio Barreto de Los Llanos de Aridane partió hace seis semanas de Tazacorte y ha navegado más de 3.500 kilómetros
|

IFADO II Buche Salado salida Tazacorte


El bote de vela educativo de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN) iFADO II “Buche Salado” preparado por alumnos del IES Eusebio Barreto de Los Llanos de Aridane, ha alcanzado la Dorsal Atlántica en su singladura oceánica, lo que representa haber navegado más de 3.500 kilómetros en dirección a América desde su partida del puerto de Tazacorte en la isla de La Palma hace hoy seis semanas.


El pequeño bote iFADO II-Buche Salado registra hasta la fecha un promedio de velocidad de 1,4 nudos y continúa en su singladura con corrientes y vientos favorables que le impulsan con rumbo oeste hacia el arco volcánico de las Antillas Menores (Martinica, Barbados, Santa Lucia, etc.) situadas actualmente a unos 1.800 kilómetros de su proa. 


Estudiantes del IES Eusebio Barreto de Los Llanos de Aridane colaboraron en la preparación del bote en el marco del programa formativo Educational Passages, que acerca las ciencias del mar a las aulas de educación secundaria en colaboración con el proyecto europeo iFADO, y actualmente llevan a cabo actividades de seguimiento e interacción con otros institutos a nivel internacional, igualmente involucrados en el programa.


La Dorsal Atlántica es una cordillera submarina de origen volcánico y 15.000 kilómetros de longitud que divide el Océano Atlántico de Norte a Sur. Las dorsales son la manifestación de los bordes divergentes o constructivos. Se han producido como consecuencia de las corrientes ascendentes del manto, que han salido a la superficie en este punto, alcanzando una altitud de hasta 3000 metros por encima del fondo oceánico.


De este modo, el océano crece a lo largo de millones de años, y los continentes que están a ambos lados se alejan. En el caso del océano Atlántico, el crecimiento de litosfera oceánica desde hace 180 millones de años, provoca la separación de Europa y África de América.



Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS