​Antona pide durante la Ponencia de Estudio sobre la Insularidad un mayor apoyo del Gobierno de España para la recuperación de La Palma.

Además, entre las conclusiones presentadas también ha manifestado la urgente necesidad de que el Ejecutivo Nacional minimice la burocracia para poder ofrecer una respuesta ágil a las necesidades de los palmeros.
|

1D80482E D5F4 4776 B3F5 0B94D5E1E555


Los senadores del PP de Canarias encabezados por el senador autonómico y portavoz adjunto del Grupo Popular, Asier Antona, han presentado ayer, en rueda de prensa, las conclusiones sobre la ‘Ponencia de estudio sobre la insularidad y la situación periférica de las ciudades de Ceuta y Melilla’, en la que una vez más se manifestó “la dura realidad que está viviendo la Isla Bonita. Cuya recuperación pasa, indudablemente, por el apoyo del Gobierno de España, no solo en las ayudas que ya se ha comprometido, sino en todo lo que la isla necesite para poder seguir retomando la normalidad”, afirma.


Antona ha recordado que durante la emergencia volcánica se han perdido o visto dañadas más de 1.676 viviendas y construcciones, de las que 1.345 son de uso residencial, 180 de uso agrícola, 75 de edificaciones industriales, 44 de edificaciones de ocio y hostelería, 16 de edificaciones de uso público y las 16 restantes de otros usos.


Además, actualmente todavía hay más de 250 personas alojadas en hoteles; la principal zona turística de la isla, Puerto Naos, aún se encuentra cerrada por la situación de los gases;  y más de 5.000 camas alojativas están bloqueadas, de las cuales 1.000 están bajo la lava. A estas cifras, afirma el senador, hay que sumar la desaparición de 75 empresas industriales,  44 relacionadas con la hostelería y más de 200 hectáreas de cultivo de plátano.


Durante su intervención también ha manifestado la grave fractura que ha producido la erupción en pleno corazón del Valle de Aridane, "lo que está suponiendo un duro golpe para el desarrollo socioeconómico de la zona, y por tanto de toda la isla”, afirma. Cabe recordar que los daños ocasionados están estimados en unos 1.200 millones de euros “lo que supone que haya que actuar con un compromiso firme,  en tiempo y forma, si de verdad queremos que La Palma continúe siendo una isla de presente y futuro” .


Por otro lado, el palmero también se ha referido a la urgente necesidad de que el Gobierno de la Nación articule todas aquellas medidas legislativas necesarias para minimizar la burocracia, “y así poder dar una respuesta real a las necesidades de los palmeros. Necesitamos que se declare la emergencia para todas aquellas actuaciones que tengan que ver directamente con el volcán, como ya se hizo en el COVID”, defiende. Además, recuerda que esta iniciativa ya fue llevada al Parlamento de Canarias y fue aprobada, y también lo ha pedido el propio Cabildo de La Palma en la última Comisión Mixta.


En referencia a las ayudas a las administraciones locales, el senador ha recordado que son las más cercanas al ciudadano, y están asfixiadas ante el gran número de gastos que están asumiendo desde el día que erupcionó el volcán, “el Gobierno de España se comprometió a ayudarles, pero la realidad es que a día de hoy aún no ha llegado un céntimo, algo que nos preocupa porque están viviendo momentos muy complicados al no llegar la esperada ayuda que les prometió el Ejecutivo Nacional”. 

Por último, Antona ha recordado la importancia de que todas las administraciones independientemente del color y de las siglas sigan trabajando unidas para seguir avanzando en la reconstrucción.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS