​El Psoe muestra su preocupación e indignación ante lo que está ocurriendo en el cementerio de El Paso.

​Los socialistas dicen que, mientras a unos les llaman para renovar la concesión de nichos, a otros les tiran los restos de sus antepasados a la fosa común.
|

CEF5391E 624C 4A15 94C8 8212681D5249


La presión de defunciones y la falta de cementerio en el mayor municipio de la isla inutilizado por el volcán (Las Manchas, Llanos de Aridane) ha ocasionado que los antepasados de ciudadanos de El Paso sean relegados a la fosa común para admitir nuevas inhumaciones ¿Solidaridad?.


Los concejales socialistas comienzan diciendo que “Hay un problema colateral del volcán, solapado, doliente, infamemente amparado en lo que determinen las ordenanzas municipales, aplicadas de forma inhumana tocando el sentimiento de los ciudadanos, mejor dicho, y dado el caso, su alma”.


Con indignación, a medida que van conociendo más casos, los concejales socialistas continúan “Mientras a unos se les llama para que renueven la concesión administrativa de un nicho por otros cincuenta años, a los otros les arrancan los restos de sus seres queridos y los arrojan, se supone porque a veces ni se sabe, a la fosa común”.


Apuntan a que “La presión de defunciones y la falta de cementerio en el mayor municipio de la isla inutilizado por el volcán (Las Manchas, Llanos de Aridane) ha ocasionado que los antepasados de ciudadanos de El Paso sean relegados a la fosa común para admitir nuevas inhumaciones” y se preguntan ¿Solidaridad?.


Van directos a la máxima autoridad local y le espetan ¿Dónde está el César protector, que busca los votos de los vivos y tira los huesos de los muertos?.


Describen los socialistas en razón a sus informantes que “Lloran estupefactos y desconsolados con un ramo sin destino, los parientes y descendientes que de pronto encuentran que les han dado el cambiazo en lo más sagrado”. Continúan explicando que “Parece que se ensañan con el ADN de aquellos que no tienen parientes cercanos, pobres aquellos que no son conocidos del funcionario y del político que les llama para renovar la concesión administrativa”.


Esgrimen los concejales socialistas que “Pandemia y volcán, volcán y pandemia, ha acelerado un proceder que no se aplicaba de esta forma” a la par que conocen y comprenden a la “gente callada, sumisa, huidiza, visitando el cementerio, vigilando los nichos de los suyos, temerosa de encontrar lo que se cuenta por lo bajo como leyenda urbana”.


Por eso, terminan “Alzamos nuestra voz para decir ¡Basta ya!... Esperamos que la sensatez llegue a la casa de la soberbia, es indignante lo que está sucediendo y cómo lo están haciendo”


(RECORDATORIO)


¿Dónde está el César protector, que busca los votos de los vivos y tira los huesos de los muertos?

Pandemia y volcán, volcán y pandemia, ha acelerado un proceder que no se aplicaba de esta forma.


Esperamos que la sensatez llegue a la casa de la soberbia, es indignante lo que está sucediendo y como lo están haciendo.


Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS