UNTE A NUESTROS GRUPOS

​La participación ciudadana será clave en el proceso de recuperación del Valle de Aridane.

​Cabildo, Gobierno de Canarias, ayuntamientos del Valle y de la Universidad de La Laguna impulsan el proyecto de Intervención para la Resiliencia Social (‘Revivir El Valle’), que propone dar una respuesta coordinada a la participación ciudadana para apoyar el proceso de recuperación tras la erupción
|

FotoRevivirElValle


Hacia mediados del mes de octubre, el Cabildo de La Palma a través de su Área de Participación Ciudadana, acompañado por la Universidad de La Laguna, comenzó a diseñar un proyecto que permitiera, tras la intervención en la emergencia, atender las carencias que se venían detectando en relación con la información a la ciudadanía, la mejora en la atención a las entidades ciudadanas, la coordinación entre organizaciones, los cuidados a las personas y, sobre todo, que incidiera en la escucha a la comunidad.


La premisa esencial del proyecto definido se fundamenta en la participación ciudadana, no solo como un derecho reconocido de las personas, sino, particularmente, como una herramienta para mejorar la eficiencia en la gestión en los asuntos públicos y aproximar a la población a los procesos de toma de decisiones sobre aquellas cuestiones que más le incumben en cada momento. Un proyecto que parte de la experiencia de iniciativas participativas que ya se venían desarrollando en La Palma, tanto en la escala insular como municipal.


La propuesta fue posteriormente refrendada y mejorada, contrastándola con los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, así como con la Oficina de Atención a la Ciudadanía radicada en la Casa Massieu, para posteriormente buscar su validación con las entidades del Tercer Sector. Y también con las entidades ciudadanas del Valle (asociaciones vecinales, plataformas recién constituidas, etc.). Contando con el apoyo de todas esas entidades, el Cabildo Insular solicitó al Gobierno de Canarias, a través de su Viceconsejería de Presidencia, su participación en la iniciativa, generando un proyecto que implicase a todas las administraciones canarias presentes en la gestión del proceso volcánico y con responsabilidad en la posterior etapa de recuperación.


Este proceso de compartir y consensuar ha hecho que, desde el inicio de su andadura, el proyecto cuente con un alto nivel de apoyo y expectativa, convirtiéndose para el Cabildo Insular en una prioridad, máxime en unas circunstancias que se han ido agravando con el paso del tiempo por el alargamiento de la situación de crisis volcánica. Situación que precisa del acompañamiento y los cuidados a la población del Valle y de la isla en términos generales.


Repensar y planificar el futuro de La Palma tras la crisis volcánica no puede ser posible sin contar con la participación de la población residente, tal y como se viene demandando desde el inicio del proceso volcánico, a la vista, sobre todo, de sus devastadores efectos. Escuchar a la ciudadanía es clave para conocer sus expectativas e identificar sus propuestas en distintos ámbitos, conjugándolas con la aportación técnica y el trabajo desarrollado desde la esfera política.


Por ello, en la reunión celebrada en el Centro Cultural de Tazacorte, el miércoles 22 de diciembre, todas las entidades implicadas han confluido en la puesta en marcha del Proyecto de Intervención Comunitaria para la Resiliencia Social, “Revivir El Valle”, desde el que se realice una apuesta conjunta y coordinada por la promoción de la participación ciudadana, como herramienta fundamental para afrontar colectivamente el complejo proceso de recuperación integral del Valle de Aridane.


En este sentido, “Revivir El Valle” se planta cubrir los siguientes objetivos:


1.- Mejorar la información y hacerla llegar directamente a la población

2.- Promover las acciones y mejoras que enfaticen los cuidados a las personas.

3.- Favorecer el encuentro y la coordinación con las entidades del Tercer Sector.

4.- Colaborar con las entidades ciudadanas en el desarrollo de sus objetivos.

5.- Apoyar las sesiones y encuentros informativos que se propongan.

6.- Establecer las condiciones para desarrollar un amplio proceso de escucha.

7.- Sistematizar el conocimiento social que genera este proceso.


Para cubrir dichos objetivos se irán poniendo en marcha acciones que faciliten el acceso de la ciudadanía a la información, promoviendo recursos y espacios donde la misma pueda estar accesible. También se estudiarán las mejoras que puedan realizarse para que la ciudadanía que tenga que realizar gestiones en algunos de los servicios habilitados, puedan hacerlo en las mejores condiciones posibles.


En la línea de la coordinación, el proyecto impulsará el encuentro entre las entidades del tercer sector, promoviendo un trabajo en red que redunde en beneficio de las personas que son atendidas por estas entidades. Igualmente se desarrollarán encuentros periódicos con las entidades ciudadanas, para colaborar en aquellas cuestiones que faciliten el cumplimiento de sus fines y favorezcan la participación ciudadana.


Desde el proyecto “Revivir El Valle” se impulsarán encuentros y reuniones vecinales en los que las entidades ciudadanas y la ciudadanía en general pueda tener acceso directo a la información que las administraciones deban aportarles, y donde éstas, además, puedan escuchar las necesidades, las mejoras o las propuestas que la ciudadanía desee expresar. Estos encuentros vecinales tendrán un carácter periódico y sus aportaciones y contenidos serán difundidos con los medios disponibles. En este sentido, se ha venido trabajando en estas últimas semanas para que estos encuentros se inicien antes de que finalice este año 2021, existiendo ya un primer bloque de encuentros a realizar en los tres municipios de El Valle, cuyo programa definitivo se hará público en breve.


Otra de las acciones del proyecto tiene que ver con la escucha a la comunidad, proceso en el que se utilizará como método la Audición Social, cuyas primeras acciones exploratorias ya se han desarrollado durante los meses de noviembre y diciembre de 2021, con el objetivo de lanzar el proceso completo a partir de mediados de enero de 2022. Estas primeras “audiciones sociales” han generado un alto grado de satisfacción entre las personas que han sido escuchadas. Y han comenzado a aportar una información útil y de interés para poder avanzar en los procesos de planificación de las acciones de reconstrucción, sirviendo a los equipos de perfiles más técnicos como una primera aproximación a los discursos, percepciones y propuestas de la comunidad implicada en este proceso.


Todas las administraciones implicadas han coincidido en que la mejor manera de afrontar la situación presente y futura de la isla, especialmente la que atañe al Valle, es mediante un ejercicio amplio de encuentro, diálogo, coordinación y trabajo común, valorando además positivamente el concurso de la Universidad de La Laguna.


Comentarios

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS

Lo más leído