La Asociación “Todos Somos Laura” alza la voz al grito de “BASTA YA”.

​Un año más, en éste 25 de noviembre de 2021,nos dirigimos a la ciudadanía con el grito de ¡BASTA YA !
|

8DE49CD2 A964 4E7B 841D 57343F4C97B3


La asociación Tod@s Somos Laura nace después del brutal asesinato de Laura. La crea su madre, Lourdes, con el coraje y el firme objetivo de colaborar en la erradicación de esta lacra social llamada machismo. Intentamos concienciar y ayudar en la medida de lo que podemos a las mujeres víctimas o no de la violencia machista.


Contamos con pocos recursos. Las instituciones no ayudan mucho a una asociación formada por mujeres de a pie como nosotras. Las trabas burocráticas nos ponen las cosas difíciles, un muro invisible más, un techo de cristal más de la violencia institucional.


Contamos con instituciones que siguen poniendo el acento en la víctima de una manera muchas veces que la re-victimizan y no en quien ejerce la violencia. Se nos invita a denunciar, se nos dice que seamos valientes... como si no lo fuéramos ya.


El cobarde es el que ejerce la violencia machista y no quien la sufre, y muchas veces es incapaz de denunciar porque los órganos de poder siguen sin ofrecer la suficiente protección a las víctimas. Desde TSL seguimos reivindicando la falta de transparencia en los recursos destinados a las mujeres en esta isla. Observamos cómo la violencia continúa y las ayudas a las mujeres no llegan o llegan tarde y son insuficientes.


Siempre hemos considerado que la base del cambio está en la educación. Sin embargo, la educación en los centros educativos parece insuficiente. Observamos que sigue siendo puntual, el 25N y el 8M. No existe realmente una educación feminista. La sociedad y los medios de comunicación tampoco ayudan mucho. Se acuerdan de nosotras casi siempre cuando estamos muertas, cuando nos asesinan.


Ahora en La Palma estamos viviendo momentos difíciles. Sabemos que el SAMV-112 ha registrado un aumento de casi el 60% de llamadas de mujeres desde que se inició la erupción volcánica. La situación de pobreza que ya estaba con la crisis pandémica se está viendo agravada ahora, y la situación difícil de muchas mujeres en este tiempo será otra violencia más silenciada.


En esta situación de crisis volcánica, las mujeres están siendo de nuevo las grandes cuidadoras, pero quienes están tomando las decisiones de reconstrucción son los hombres. Solo tenemos que observar quienes están al frente gestionando lo que se va a hacer (desde lo público y desde lo privado).


No dejar participar a las mujeres es otro techo de cristal impuesto por instituciones públicas y privadas de corte patriarcal, por mucho que salgan al minuto de silencio el 25N. Las mujeres en general y las palmeras en particular, necesitamos recursos que estén a la altura de las circunstancias, de la pandemia y de este volcán.


No queremos repetir viejos modelos, queremos construir nuevas realidades desde la participación en igualdad y respetando la vida en su totalidad. La vida de todos los seres vivos que habitan el planeta y nuestra isla bonita. Apostamos por poner en el centro el cuidado a la vida y al medioambiente. No queremos dejarle a nuestras hijas e hijos un mundo violento y contaminado.


Parimos y cuidamos. Damos la vida y sostenemos la vida, y lo seguiremos haciendo. Pero también queremos el poder, el poder hacer, el poder gestionar el espacio que habitamos, el poder participar y el poder amar a quien y como queramos.


Nos matan pero nosotras siempre pondremos LA VIDA en el centro.


Comentarios

Lo más leído