​Nieves Lady Barreto: “No podemos permitir que los palmeros se vean obligados a abandonar su isla por las consecuencias del volcán”.

​La diputada pide al Gobierno que garantice los fondos para la recuperación de la actividad económica y evitar una diáspora de la población.
|

170B6DF4 687E 484D 93AC 86D8E4582823


“No podemos permitir que los palmeros se vean obligados a abandonar su isla por las consecuencias del volcán y para ello deben llegar las ayudas a los afectados. Tenemos que ayudarles a retomar su proyecto vital en la tierra a la que llevan dedicando su vida durante tantos años y evitar así, la pérdida de población”, insistió Nieves Lady Barreto hoy ante el pleno del Parlamento de Canarias.


En este sentido, la diputada palmera destacó que la partida presupuestaria de 100 millones de euros específica para La Palma incluida en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2022 “es positiva, pero insuficiente”. Desde CC, “pensamos que lo importante sería establecer planes plurianuales que garanticen los fondos y puedan contribuir a la recuperación de la actividad económica que evite una diáspora de la población”.


Para abordar el reto demográfico que enfrentará La Palma y el resto de islas en los próximos años, Nieves Lady Barreto propuso la creación de una comisión parlamentaria de estudio. “Hay que asumir políticas y medidas que tengan en cuenta las diferentes realidades que se viven en cada una de las islas”, con la participación del Parlamento de Canarias, el Gobierno autónomo y las entidades insulares y locales.


“Las circunstancias catastróficas que atravesamos los palmeros obligan a estudiar de manera especial el caso de La Palma, que afrontará en los próximos meses y años un problema de despoblación de gravedad extraordinaria, que podría llevar a la isla a un problema de desestructuración social y económica sin precedentes”, explica Barreto.


Las perspectivas demográficas de La Palma para esta década ya eran malas. El último informe del Consejo Económico y Social vaticinaba para la isla un aumento de la tasa de envejecimiento y que seguiría perdiendo residentes con destino a otras islas. Todo ello venía determinado por factores asociados a la doble insularidad (cesta de la compra más cara, gasolina más cara, sobrecoste de la exportación de productos, baja conectividad aérea con el exterior...).


“Antes de la erupción del volcán, ya éramos la isla con peor perspectiva demográfica y económica”, advierte Barreto. “Las medidas de choque, por tanto, deben ser urgentes y extraordinarias. La pésima perspectiva demográfica de La Palma necesita leyes, planes y estrategias específicas”.



Comentarios

Lo más leído