​Cruz Roja continúa apoyando a las personas mayores de 45 años en su búsqueda de empleo.

El objetivo fundamental se centra en mejorar la empleabilidad y apoyar en el proceso de inserción laboral de este colectivo, que por su perfil tiene grandes dificultades para acceder al mercado laboral.
|

Cc


“Desafío Empleo +45” es un proyecto perteneciente al Plan de Empleo de Cruz Roja, financiado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, Fondo Social Europeo, Bankia y Cruz Roja Española, que se desarrolla en la Comarca Sureste de Tenerife, integrada por los municipios de Candelaria, Güímar, Arafo y Fasnia, así como en la Comarca Este de La Palma, que comprende los municipios de Barlovento, San Andrés y Sauces, Puntallana, S/C de La Palma, Villa de Mazo, Breña Alta, Breña Baja y Fuencaliente.



Su principal objetivo es ayudar a las personas de más de 45 años en su búsqueda de empleo, a través de orientación laboral y formación en competencias básicas, transversales y técnicas, buscando con ello la mejora de su empleabilidad y apoyarles en el proceso de inserción laboral.


Este proyecto, surge de la necesidad detectada por Cruz Roja Española de apoyar de forma específica a las personas de esta franja de edad, pues se enfrentan a un mercado laboral donde este aspecto, unido a la brecha digital y de género, así como las ideas preconcebidas sobre sus capacidades, se anteponen a las competencias personales y profesionales que les pueden llevar a desempeñar adecuadamente las labores propias de un puesto de trabajo.


En la edición anterior, que comprende el periodo de noviembre 2019 a diciembre 2020, se atendieron a un total de 210 personas (133 mujeres y 77 hombre), de las cuales 108 han realizado cursos de capacitación profesional y 75 han conseguido empleo. Para este 2021, se prevé intervenir con un total de 180 personas, que serán beneficiarias de las acciones de orientación, formación e intermediación laboral.


Cabe decir que, como consecuencia de la crisis sanitaria y social generada por la COVID-19, se ha visto ampliamente modificado el modelo de intervención, pasando de un método presencial a semipresencial, con grupos reducidos y donde se cumple estrictamente todos los protocolos sanitarios necesarios para garantizar la salud de las personas participantes.


Asimismo, se ha implantado un modelo de trabajo online, tanto para las sesiones de orientación como para los cursos de formación, lo cual ayuda a favorecer la mejora de las competencias digitales de las personas, así como a adaptarse a una nueva forma de búsqueda de empleo, basada en el manejo de entornos virtuales que hasta ahora les resultaba desconocido. A nivel general, las personas participantes del proyecto suelen poseer escasas habilidades en el manejo de dispositivos electrónicos o carecen de las herramientas tecnológicas necesarias, suponiendo esto una desventaja más ante el acceso al empleo. Es por ello que el proyecto les proporciona apoyo en el aprendizaje de conocimientos digitales y préstamos de recursos tecnológicos para minimizar la brecha digital.


Las personas desempleadas mayores de 45 años, por lo general, cuentan con la ventaja de una enorme experiencia laboral, pero se encuentran con el problema que deben reinventarse para volver a incorporarse a un mercado laboral tan competitivo y cambiante como el que vivimos en la actualidad. Por ello, se hace necesario acercarles a las nuevas necesidades del mercado laboral, a través del proceso de orientación, que ayuda a asumir como necesario la reorganización del objetivo profesional, así como la capacitación profesional como vía para conseguir un empleo, consiguiendo así una adaptación del perfil profesional a las necesidades laborales de las islas.



En palabras de Sandra Brito, técnica, responsable del proyecto "Desafío empleo +45" en la Asamblea Comarcal Este La Palma “Hemos tenido que adaptar el proyecto desde el inicio de la pandemia y en el contexto actual en el que nos encontramos, así como a las necesidades de las personas participantes y del mercado laboral”.“En cuanto a la acción formativa, hemos dejado atrás cursos que impartíamos con frecuencia porque tenían mucha salida laboral pero que en este momento ya no tienen cabida, por lo que hemos hecho un estudio de los puestos de trabajo que se demandan en la actualidad para poner en marcha formaciones específicas”. Añade Brito.“El acompañamiento en este proceso de aprendizaje se hace crucial para mantener la motivación y la confianza en que su situación laboral pueda cambiar a pesar de las circunstancias.


Porque no solo trabajamos la búsqueda de empleo, también tendemos la mano a las personas participantes, situándonos como figuras de referencia para la resolución de dudas e inquietudes que les puedan ir surgiendo, pudiendo así contribuir directamente a una transformación positiva de su vida personal, social y laboral”. Explica Elena Navarro, técnica, responsable del proyecto "Desafío empleo +45" en la Asamblea Comarcal Sureste (Tenerife).


Varios participantes del proyecto explican su experiencia:


Moisés: “Estoy en la búsqueda de empleo. Quedarte parado con 43 años no es fácil y menos en plena pandemia. Te sientes muy perdido e incluso te sientes que te haces pequeño ante la sociedad, con tanta experiencia y tan pocas posibilidades te queda muy desorientado. Gracias al proyecto de Cruz Roja me han dado asesoramiento y aunque al día de hoy sigo sin trabajo siento tengo un camino y que me ayudan este proceso tan duro como es la búsqueda de empleo en los tiempos que corren”.


Danerys: “Quiero dar las gracias a Cruz Roja y su equipo de trabajo por este proyecto, gracias a las herramientas y la formación que nos han dado, estoy seguro que con ellas podré buscar mejor un empleo mejor, encontrar una empresa que requiera de mis cualidades. Espero que se pierda lo que se quiere lograr, acompañar en el proceso a los participantes, para no sentirnos solos en este nuevo mundo de tecnológico”.


Kisbell: Me siento motivada al participar en este proyecto, por el apoyo que nos brinda el equipo de trabajo que conforma la Cruz Roja, no sólo con su ayuda en la búsqueda de empleo sino también con los cursos, para poder cumplir con los perfiles que exigen las empresas. Soy emigrante y me he visto muy afectada por la pandemia.


Freddy: El curso Operario de Producción es una oportunidad que nos presenta el proyecto Desafío Empleo +45 para capacitarnos y adaptarnos al entorno laboral en momentos tan cambiantes en este mundo globalizado.


Edwin: Como venezolano quiero agradecer a la Cruz Roja por brindarme la oportunidad de estar en el curso, que es bastante completo y práctico, donde conocí la mejor forma de aprender a modificar mi currículum y la inserción social cuando tenemos más de 45 años.


Emilio: “El confinamiento a mí personalmente me afectó mucho porque no había forma de conseguir trabajo, eso iba mermando los pocos ahorros que tenía. A nivel familiar afectó a nuestra convivencia pero tratamos de buscar solución a lo que nos estaba sucediendo para conseguir un equilibrio”.“Creo que las acciones formativas que estoy recibiendo a través de este proyecto son muy útiles porque nos dan herramientas para acceder a nuevos empleos. Tengo la esperanza de que cuando pase esta pandemia encontraré trabajo porque se va a necesitar más mano de obra”. Añade Emilio.


Comentarios