​La Noche Buena en La parroquia de Nuestra Señora de La Luz, Santo Domingo Villa de Garafia.

|

0953a173 f469 425f bb10 71ba26d40a9b


Hoy Garafia ha quedado alejada y abandonada en el tiempo, con el progreso sus habitantes han marchado a otras poblaciones, dónde han encontrado en otros sectores sobre todo en el Sector terciario, mejor calidad económica y Social.


Lo cierto es que Garafia, guarda manifestaciones artísticas, teatrales y culturales que, en otros tiempos, la inmensa mayoría de la Población, participaba y cuidaba con mimo. Lo cierto es, que hoy en día, a pesar de que en Garafia, quedan no muchos habitantes, algunos vecinos, ponen empeño en seguir realizando las tradiciones de antaño, como es la escenificación de La Noche Buena, en el término y casco urbano de Santo Domingo. Al igual, que, en otros barrios en sus respectivas ermitas, los vecinos realizan su portal de Belén.


Pero el 24 de diciembre, es la noche Buena y la gran noche Buena en el término municipal de Santo Domingo, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz. Semanas antes, los vecinos confeccionan el establo o portal de Belén, dónde nació Jesús, el Mesías. Otros vecinos ensayan los versos y los más pequeños preparan sus versos para llevar le sus regalos a ese niño Jesús recién nacido. El 24 de diciembre comienza, la misa del gallo, en la cual la Rondalla lo divino de Garafia ameniza con los villancicos durante la Eucaristía.


Más tarde en el momento, en el que el señor Cura Párroco proclama el Evangelio, respectivo de esa, en el momento, que el Sacerdote pronuncia, las palabras, que la Virgen María estaba en Cinta. José y María, lentamente comienzan a caminar por la parroquia, para llegar a la Ciudad de Belén.



39c12709 695b 4a91 b6d6 6905a9412e3e


Estos entablan un diálogo y dicen versos como: Virgen: José, José ¡Esposo mío! Ya no puedo caminar más mis pies hiertos de frío, se niegan a Caminar. San José: Caminad, esposa mía, Virgen singular que los gallos cantan cerca está el lugar. San José, Caminar señora, bien de todo bien.

Que en una hora somos en Belén. Ya en Belén José y María piden sitio, en la posada, pero al no tener dinero tienen que buscar otro lugar. Encuentra un mísero establo de paja y el calor de una mula y un buey, La virgen da luz, al rey del mundo, el niño Jesús Emanuel. 


El sacerdote continúa, proclamando el Evangelio, y en el momento que pronuncia las palabras, ...Un Ángel les dijo. Un Ángel desde el púlpito, anuncia a los pastores, Que ha nacido el Mesías prometido. Los Pastores comentan, en diálogo lo siguiente: Pastor: Pero cómo es posible, que el rey de reyes y señor de señores. No ha nacido en ricos palacios. Si no ha nacido en un humilde establo Otro pastor contesta: Para dar ejemplo a la humanidad, de lo transitorio, precario y caduco. Los Pastores se dirigen al portal guiados por el Ángel y la luz de la estrella en la oscuridad de la noche.


Les guía al Poeta, allí los pastores, adoran al niño Jesús, recitando les sus versos y ofreciendo les sus presentes. A continuación, los jóvenes del lugar, como ocurría hace muchos años en el pueblo de Garafia. Le bailan el baile de la Cinta, al niño Jesús recién nacido, trazando en el palo, bellas cintas de colores a ritmo de Isa Palmera. Que dicen así sus coplas. Copla (Solista): El niño Dios ha nacido, entre la escarcha y el hielo, ¿Quién pudiera, niño hermoso, vestirte de terciopelo? Estribillo (Coro): Con nuestros trajes de magos, al niño calentaremos. A San José y a La Virgen. La Isa le bailaremos. Continúa la celebración de la Eucaristía. Una vez concluida José y María, se acercan junto al sacerdote señor cura párroco, para besar y adorar al niño Jesús, recién nacido.

Por todos los fieles del municipio de Garafia. Adorandolo, besandolo, los pies, las manos o la frente, en señal de respeto y amor, porque esa noche como sucedió hace más de 2000, años nació Jesús, el Mesías, el Salvador nuestro señor Garafia, ha quedado alejada, y quizás visto como un pueblo que ha llegado poco progreso.


Lo único y cierto es, que celebra una Navidad verdadera y pura, que dejaron como gran legado, cultural, artístico e histórico. Que nos dejaron nuestros antepasados y abuelos, y que podríamos aprender la esencia, de las verdaderas y entrañables tradiciones navideñas, que aún perviven. En la actualidad, en municipios rurales, alejados y aislados, como es el caso del bello y pintoresco pueblo de la Villa de Garafia.

Comentarios

UNTE A NUESTROS GRUPOS

UNTE A NUESTROS GRUPOS