​El Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife firma un Convenio con MELPOPHARMA para el desarrollo de proyectos profesionales.

A la firma del acuerdo, en representación de la compañía farmacéutica, acudió D. Emilio García Jiménez.
|

AcuerdoMelpoPharma


El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, D. Manuel Ángel Galván, ha firmado un convenio con la empresa MELPOPHARMA para el asesoramiento técnico necesario a la hora de realizar estudios, análisis y proyectos encaminados al desarrollo profesional asistencial de los farmacéuticos. 



MELPOPHARMA es una empresa altamente especializada en servicios de consultoría, cuenta con una amplia experiencia en el asesoramiento técnico en el sector del medicamento, y asesora regularmente a las principales sociedades científicas sanitarias españolas, instituciones e industria farmacéutica.El abanico de servicios de los que puede disponer el Colegio en virtud de este convenio abarca desde el diseño de estudios de investigación, análisis de resultados, asesoramiento para publicación en revistas científicas de alto impacto, servicios de traducción, así como la gestión de acreditaciones y formación continuada con reconocimiento a nivel nacional.


El presidente del Colegio, Manuel Ángel Galván, apuesta por el desarrollo del farmacéutico, profesional experto en el medicamento, que necesita la sociedad, con una vertiente centrada en las necesidades del paciente, mediante protocolos de actuación validados y homogeneizando el nivel de servicio asistencial que reciben los pacientes indistintamente de su lugar de residencia.

“Dada nuestra regulación, la población dispone de una oficina de farmacia en todos los rincones de nuestra geografía, con un profesional experto accesible sin citas, sin listas de espera y siempre dispuesto a atender las necesidades de información y asesoramiento del paciente. 



Un experto en el medicamento forjado a través de una completa e integral formación académica, que no se centra ni en el diagnóstico ni en los cuidados, sino en el bien esencial que se utiliza para tratar la mayor parte de las enfermedades: el medicamento. Como máximos expertos en el medicamento, es necesario implicarnos activamente en la medida de los resultados en salud que se obtienen con nuestra intervención en el seguimiento farmacoterapéutico y en la adherencia a los tratamientos, como contribución a la sostenibilidad del sistema público de salud”, destaca Galván.


Para el presidente del Colegio “tenemos muchos retos por delante derivados de una medicina cada vez más personalizada, el uso de la tecnología para relacionarnos con los pacientes, la cronicidad y el envejecimiento, y la atención a los pacientes en su ámbito domiciliario, entre otros. Estamos inmersos en unos cambios sociales a la que no es ajena la salud y los medicamentos son un bien esencial para mejorar la esperanza y la calidad de vida de la población y nosotros, como expertos en el medicamento, lideraremos los aspectos inherentes a nuestras competencias en este entorno”


Comentarios