​La Palma reivindica con cultura y conciencia

La Voz de la Mujer cierra su IV edición tras una semana de intensa actividad artística y activismo femenino
|

Voz de la Mujer 4


La Palma respiró un ambiente cargado de mensaje durante la primera semana de abril, un ambiente que trasladó a muchos rincones de distintos municipios de la Isla Bonita un espíritu colectivo, comprometido y jovial, con un claro sentido reivindicativo y feminista, apostando por la visibilidad de la mujer con el elemento potenciador de la cultura: La Palma respiró música, literatura, cine, periodismo...


Durante siete días, la voz de la mujer desarrolló un programa de actividades en las que tanto peso tuvieron las acciones educativas en centros educativos de Santa Cruz de La Palma, Los Llanos de Aridane y El Paso, como las charlas y mesas de debate y concienciación social, así como las actuaciones musicales que llevaron a estas jornadas a su punto más álgido.


La Voz de la Mujer es, sobre todo, reivindicación; es educación y sentido colectivo de pertenencia. Y se expresa a través de relatos sobrecogedores como el Asha Ismail (activista contra la mutilación genial femenina), o la enriquecedora experiencia de Elsa López (poeta y escritora palmera) o la envolvente canción de autor de La Mare y María Ruiz. Y mucho más, porque entre casi el centenar de actividades programadas hubo espacio para disfrutar de relatos muy diversos que terminaron por armar un pulse con un mensaje cargado de contenido: La Palma reivindica con cultura y conciencia.


A La Voz de la Mujer, en esta su cuarta edición, llegaron voces de Senegal, Alemania, Corea, Polonia, Marruecos, Costa Rica, El Congo... se les escuchó en talleres para niños, a través del arte callejero, en debates abiertos, mediante documentales, sesiones de dj, obras de teatro; una muestra multidisciplinar que atrajo la atención del público local y visitantes extranjeros que se unieron a las jornadas como un elemento vital y participativo.


El arte que queda en la calle


La huella de La Voz de la Mujer queda impresa en las calles de La Palma a través de la firma de importantes ilustradoras que trabajaron durante días en la creación de murales en distintos espacios de Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane. Así fue el caso de la polaca Magda Cwik, que trabajó durante días un mural de gran formado que se puede disfrutar en la carretera Timibucar, en San Telmo, Santa Cruz de La Palma. O la obra de Aïcha El Beloui, que se desarrolló su arte en paredes de Los Llanos de Aridane.


La pintura, el arte muralista, fue una constante en la IV edición de estas jornadas comprometidas con la igualdad y el posicionamiento de la mujer. Allí, en pleno pie de calle, entre seguidores, públicos y curiosos, Marta Roca, la propia misma Magda Cwik, Sara Fratini y Zined El Fasiki completaron día a día un programa intenso de arte a través de su paleta de colores.


La voz de la mujer son unas jornadas organizadas por el colectivo Karmala Cultura, el Cabildo Insular de La Palma a través de sus Consejerías de Asuntos Sociales y Cultura y el Instituto de la Igualdad del Gobierno de Canarias. Cuentan con la colaboración de los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de La Palma, Breña Baja, Breña Alta, Villa de Garafía y El Paso, Gobierno de Canarias, Canarias Crea Canarias y Binter. También cuentan con el apoyo del espacio creativo Osa Polar, el Teatro Cine Chico Municipal de Santa Cruz de La Palma y La Casa Amarilla.


Comentarios