​Rodríguez demanda al Estado una mayor adaptación de las medidas anticrisis a las necesidades de Canarias

​El vicepresidente y consejero de Hacienda reitera la exigencia para que el Ejecutivo central permita el uso de los 500 millones de la sentencia del convenio de carreteras
|

Roman Rodriguez pleno Parlamento Canarias EDIIMA20161025 0836 39


El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, valoró hoy las medidas adoptadas por la Administración central para combatir los efectos de la crisis del Covid-19, si bien demandó una mayor adaptación de las mismas a los intereses y necesidades de Canarias.



En respuesta a varias preguntas formuladas por los grupos políticos en el Parlamento de Canarias, el vicepresidente explicó que tanto el Fondo Covid-19 de 16.000 millones de euros como la autorización para el uso del superávit del Gobierno canario “son positivas pero insuficientes” para afrontar los gastos extra derivados de la crisis y para compensar parcialmente la pérdida de ingresos tributarios en las Islas, respectivamente.


Rodríguez demandó, en esta línea, la implicación de todos los partidos, especialmente del PP, para que durante la tramitación parlamentaria del real decreto ley que regula el Fondo Covid en las Cortes defiendan la mejora de los fondos previstos para Canarias.


Del mismo modo, el vicepresidente insistirá en la reclamación al Gobierno central para que también permita a Canarias el uso de los 500 millones de euros dimanados de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el convenio de carreteras de 2018 y que el Estado, de manera unilateral, imputó en su momento al superávit del Ejecutivo canario.


Precisamente, Rodríguez indicó que con la reciente autorización para el uso de los 389 millones del superávit de los años 2019 y 2018 “hemos abierto una brecha por la cual también puede ir la reclamación de esos 500 millones de las carreteras”.


El vicepresidente recordó, en cualquier caso, que la autorización de Madrid en sus términos a actuales para la utilización del superávit no permite la cobertura total de la merma de ingresos tributarios que experimentará el Gobierno de Canarias, cifrada en los 1.000 millones de euros.


“La solución ideal hubiera sido la transferencia directa de recursos, pero a falta de ésta, dadas también las dificultades económicas a las que se enfrenta el Estado, tenemos ahora parte del superávit y espero que en el futuro el endeudamiento”, dijo Rodríguez, quien insistió en que esta última vía será inevitable debido a la duración de la crisis, que se prolongará en los próximos años.



Asimismo, el consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos reclamó para ayuntamientos y cabildos que el Gobierno estatal les compense por la pérdida de ingresos del Bloque de Financiación Canario, “si no por transferencias, por la autorización para que puedan usar sus superávit y remanentes de tesorería”.


Comentarios