​¿A quién beneficia tanta crispación?......Por Tomás Concepción.

Dónde quedan los principios del esfuerzo y de la ilusión que transformaron la sociedad española del ‘blanco y negro’ del franquismo, al technicolor de la transición y a las pantallas planas de la actualidad.
|

2445394


Cuesta mucho entender por qué figura en el ideario político de la izquierda fomentar la crispación y la división entre los españoles. Zapatero no tuvo ningún reparo para desenterrar los fantasmas de la Guerra Civil mediante la mal llamada ‘Ley de Memoria Histórica’, aparte de su nefasta gestión como Presidente de España. La etapa de Rajoy calmó un poco las aguas, pero la llegada del social-comunismo, nuevamente ha regado de gasolina la sociedad española. 



Y mientras los españoles luchamos en las redes sociales, el Trío Zapatista de Sánchez, Iglesias y Redondo siguen remando en la dirección contraria a lo que se espera de una sociedad desarrollada. Vía libre a una ciudadanía dependiente del Estado, acomodada y adoctrinada desde el poder supremo de quién nos da la ‘paguita’.


Dónde quedan los principios del esfuerzo y de la ilusión que transformaron la sociedad española del ‘blanco y negro’ del franquismo, al technicolor de la transición y a las pantallas planas de la actualidad. Si, una buena parte de los responsables de todo esto acaban de pasar a otra vida por la negligencia de los inútiles que nos desgobiernan. ¿Qué opinaría Santiago Ramón y Cajal del profesor Fernando Simón? - le cedería su Premio Nobel - ¿Qué diría Benito Pérez Galdós de Pedro Sánchez? - si hablas, mentiras dices - ¿Adolfo Suárez sobre Pablo Iglesias? - puedo prometer y prometo que no lo vas a conseguir -. ¿Y que pensará Amancio Ortega de Roures? - que acabará inventando la vacuna antes que nadie -.


Todos ellos, peligrosos para España. El tal Fernando Simón, o como un profesional termina convirtiéndose en un títere de los ‘picapiedras’. El tal Pedro Sánchez, o como obsesionarse en cambiar la Historia de España con tal de dormir en La Moncloa. El tal Pablo Iglesias, o como pasar de ser el tan mentado ‘Macho Alfa’ a ‘Macho Alfalfa’. Y el tal Roures, o como reírse de todos los españoles montando chiringuitos con dinero público para terminar rompiendo España.



¿Alguien ha oído alguna vez pronunciar la palabra I+D+I a Pablo Iglesias? No Pablo, eso no significa Ideología De Idiotas, eso significa Investigación, Desarrollo e Innovación. Pablito, esto es fundamental para que un país crezca, para crear empleo, para crear valor añadido, para ser una referencia a nivel mundial, para que nuestros investigadores no se vayan de España, y para otras tantas cosas. Pero tú, Pablito, haces todo lo contrario, nos martirizas con ideología, con doctrina y con crear una sociedad dependiente del Estado. Qué pena das, Pablito, pero más pena da esta España adormilada, grande en otros tiempos, pero aún con todo el futuro por delante.


Comentarios