​Daniel Martín: “El Cabildo de La Palma no puede dejar de lado a los estudiantes palmeros y a sus familias”

​El secretario insular de Jóvenes Nacionalistas pide al PP y al PSOE que dejen a un lado sus intereses partidistas y aprueben la ayuda propuesta por CC
|

815190CE AE46 403D 81F0 8C309C4C0F31


El secretario insular de los Jóvenes Nacionalistas de La Palma, Daniel Martín, pide al Cabildo más sensibilidad con los problemas colaterales que ha generado la crisis del coronavirus. “El Cabildo no puede dejar de lado a los jóvenes palmeros que estudian fuera y a sus familias”, reclama. “PP y PSOE deben recapacitar dejando de lado sus consignas de partido y poner en marcha la ayuda que ha reclamado el grupo de Coalición Canaria”.


“Es una realidad que muchas de estas familias, afectadas por un ERTE o por el cese de actividad de sus negocios, han pasado a lo largo de estos casi cuatro meses por una situación económica muy delicada en la que han tenido que seguir haciendo frente a los gastos de alojamiento de los hijos que tienen estudiando fuera, a pesar de que el cierre de las universidades y los centros de estudio provocó la vuelta a casa de todos ellos”, explica.


Se trata de una situación extraordinaria que no puede afrontarse con las becas que cada año, de manera ordinaria, otorga el Cabildo, ya que, entre otras cosas, esas becas no serán ingresadas, con suerte, hasta final de año.“Ayudar a estas familias afectadas por un ERTE o por el cierre de negocios y que tienen hijos estudiando fuera tendría un coste de unos 300.000 euros, cantidad perfectamente asumible por el Cabildo dentro de ese Plan Volver que tanto publicitan y que, según dicen el PP y PSOE, cuenta con 16 millones de euros para hacer frente a la crisis económica de la Covid-19”, señala el secretario insular de los jóvenes nacionalistas.


Residencias universitarias.


Tal y como alertó hace ya una semana Coalición Canaria, los estudiantes de la ULL con plaza en una residencia universitaria están pasando estos días, en plena temporada de exámenes finales, por una situación altamente estresante debido las medidas poco flexibles que se han impuesto para la recogida de enseres y el desalojo de las habitaciones.


“Según denuncian muchos estudiantes, les han comunicado que solo tienen cuatro horas para recoger todas sus pertenencias. Después, deben coger un barco para regresar con ellas a la isla, ya que este año, por lo visto, la ULL no va a habilitar el servicio de consigna”, explica Daniel Martín.


Los Jóvenes Nacionalistas de La Palma piden al Cabildo, como institución que representa a toda la Isla, que se ponga en contacto con la rectora de la ULL para poner en su conocimiento las especiales dificultades a las que se enfrentan los estudiantes de islas no capitalinas y para que se flexibilicen las medidas de desalojo de las residencias sin añadir más presión a una situación ya de por sí complicada.


“Tenemos la sensación de que los estudiantes, de todos los niveles académicos, están siendo los grandes olvidados de esta crisis y parece que sus problemas son invisibles a los ojos de las instituciones”, lamenta Daniel Martín.


Comentarios