​El PSOE de Breña Baja pide al alcalde que deje de generar alarmismo entre los vecinos.

Los socialistas le recuerdan una vez más a Borja Pérez que fue el Partido Popular quien bloqueó la utilización del remanente y el superávit que reclama
|

AF064D76 AC01 491E 92F0 035E6157EFF2


El  PSOE de Breña Baja ha salido al paso de las declaraciones del alcalde y senador por la isla, Borja  Pérez, ante la ristra de despropósitos e inexactitudes que presenta ante la opinión pública cada vez  que se pone ante un micrófono, tratando de confundir a la población desde la demagogia y la más absoluta contradicción en sus manifestaciones.



Más allá incluso del contenido alarmista de sus declaraciones, donde genera una inquietud innecesaria entre la vecindad, el personal del Ayuntamiento y sus proveedores por un mero interés partidista, los socialistas de Breña Baja han mostrado su preocupación por el tono exaltado y populista que está exhibiendo el alcalde, que lejos de ofrecer la confianza que requiere la ciudadanía del municipio en estos momentos de crisis, provoca zozobra e incertidumbre. “El alcalde de Breña Baja debe bajarse del trono del populismo al que se ha aupado”, añaden.


Los socialistas indican que el alcalde y representante en la Cámara Alta por La Palma no tiene el más mínimo reparo en alabar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria que impiden la utilización del superávit y el remanente de tesorería, que fue aprobada por el Partido Popular, y, a la vez, demandar que se echen abajo estas restricciones para que los ayuntamientos la puedan emplear. “Es como decir que no habrá para pagar las nóminas y gastar 4.500 euros en unos muñecos”, agregan.


El PSOE de Breña Baja considera esperpéntico este ejercicio de funambulismo político del alcalde ante la enorme crisis socioeconómica que atraviesa al país, al tiempo que le demandan que defina a qué finalidad destinará el superávit y  el remanente. Los socialistas confían que el senador por La Palma, cuando haya que votar sobre esta Ley en la Cámara Alta, sea coherente con sus declaraciones y se oponga a ella, aunque su partido, como ha hecho hasta ahora, se vuelva a posicionar a favor.



Recuerdan, además, que durante la anterior crisis económica gobernaron conjuntamente en el Ayuntamiento de Breña Baja, cuando el Gobierno que presidía Mariano Rajoy puso en marcha estas medidas de estabilidad presupuestaria y no generó el alarmismo que ahora trata de transmitir a la opinión pública. “La diferencia está clara, ahora gobierna en España el PSOE y en ese momento lo hacía el PP”, añaden.


En cualquier caso, los socialistas de Breña Baja se alegran de que por fin el alcalde de Breña Baja defienda lo que su formación política, el Partido Popular, ha bloqueado sistemáticamente desde la bancada que ocupa en el Senado. Si bien le advierten que no está en condiciones de dar lecciones de municipalismo, cuando su partido y él mismo defienden la Ley que impide a los ayuntamientos utilizar sus recursos.


Lamentan que en la desescalada de incongruencias del alcalde de Breña Baja, trate de transmitir falsamente la imagen de que el Gobierno de España y de Canarias no han tomado medidas en favor de la ciudadanía durante esta crisis. Los socialistas le recuerdan a Borja  Pérez que la respuesta a esta crisis por los gobiernos de progreso  ha sido radicalmente diferentes a la que adoptó en su momento el Partido Popular, centrada en recortes brutales que representaron un auténtico obús contra la línea de flotación del estado de bienestar.


Por contra, los gobiernos presididos por Pedro Sánchez y Ángel Víctor Torres han promovido políticas sociales y económicas en favor de los más desfavorecidos, los trabajadores, los autónomos y pequeñas y medianas empresas, con medidas que han representado un hito en la historia de la democracia como el Ingreso Mínimo Vital.



Los socialistas de Breña Baja comprenden que el alcalde y senador por La Palma no alcance a entender que de una crisis como la que se está sufriendo se puede salir sin abaratar el despido o recortar en servicios esenciales como la sanidad o la educación pública, como hizo el partido al que representa. “Pero ya que no está dispuesto no ya a arrimar el hombro, sino a ofrecer un mínimo de confianza a la ciudadanía, al menos no continúe tratando de confundir a la población”, concluyen.




Comentarios