​Rodríguez: “Estamos conjurados para impedir los recortes en esta crisis y para evitar los errores de la anterior”

​El vicepresidente del Gobierno apuesta por un aumento del gasto público en los servicios básicos gracias al Fondo No Reembolsable del Estado
|

Aa329756 86d4 40ab 9f28 946c5851a550


El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, se comprometió hoy categóricamente en el Parlamento a luchar por evitar recortes públicos ante la caída de ingresos derivada de la pandemia del Covid-19 y a no repetir los errores que cometieron las administraciones públicas en la crisis de la década pasada al optar por la austeridad extrema.



En una comparecencia parlamentaria, el vicepresidente dijo que el Gobierno de Canarias no solo mantendrá el gasto previsto en los vigentes Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, sino que apostará por un aumento “porque debemos gastar más en sanidad, en educación, en servicios sociales, en turismo, en el sector primario, en el apoyo a los sectores económicos y en la inversión pública”. Un incremento que deberá ser posible gracias a los recursos del Fondo No Reembolsable de 16.000 millones de euros para las comunidades autónomas aprobado por el Gobierno central.


Rodríguez señaló que el capítulo de Gastos del Presupuesto no tiene ningún problema, al contrario que la previsión de ingresos, que experimentará al final de año una importante caída dada la paralización de la actividad económica y la disminución de la recaudación. Ante este escenario, el vicepresidente insistió en que el primer objetivo del Gobierno de Canarias es la compensación por la pérdida de ingresos, estimada en 957 millones para el caso de la Administración autonómica y otros 570 para las corporaciones locales.


Frente a esa caída de la recaudación, Rodríguez subrayó que solo existen dos maneras para la restitución de los recursos: las transferencias por parte de la Unión Europea y del Gobierno central, o la utilización del ahorro (superávit y remanentes de tesorería) junto a un mayor endeudamiento si fuera preciso.


Sobre este último aspecto, el vicepresidente precisó que el Gobierno de Canarias tiene en el superávit 900 millones de euros, al incluir en el mismo los 500 millones correspondientes al convenio de carreteras en el año 2018.“Estamos en el buen camino para concretar las salida a este asunto y vamos a poder movilizar nuestros ahorros, porque no hay argumentos para decir que no”, indicó Rodríguez, quien recordó la predisposición expresada por el Gobierno central a este respecto.


En cualquier caso, el vicepresidente indicó que la respuesta a la crisis ha de articularse para los próximos años, porque se necesitarán recursos adicionales no solo este y el próximo año, sino también en 2022 y posiblemente en 2023. “Ese enfoque es precisamente el que está en el Pacto por la Reactivación de Canarias, que es un muy buen documento de partida”, dijo.



El también consejero de Hacienda destacó en otro momento de su intervención que las corporaciones locales canarias han cumplido con creces sus deberes económico-financieros y tienen también todo el derecho a poder utilizar los remanentes de tesorería. “Estamos acompañando en esta reclamación a los cabildos y a los ayuntamientos, aunque es verdad que estas administraciones tienen mayoría de edad y han de canalizar en sus órganos de representación la negociación con el Estado”.


Comentarios