Este es un sector comprometido con la sociedad canaria", afirma Yara de León, vicepresidenta ejecutiva de Aconauto Canarias

​Los concesionarios canarios abren el lunes con un certificado de protección contra la COVID-19.

“Cada concesionario cuenta con un responsable COVID -19 para garantizar el cumplimiento de los estándares exigidos. Nuestros concesionarios son seguros.
|

Sello Concesionario Protegido Covid19


Los establecimientos de automoción de Canarias se suman a la iniciativa Concesionario protegido frente a la COVID-19 puesta en marcha por Faconauto, patronal que integra las asociaciones de concesionarios del mercado español. Bajo este certificado, que garantiza el compromiso de sus asociados con la seguridad de los clientes y los trabajadores, abrirán el próximo lunes 11 de mayo.



"En estos momentos la seguridad de nuestros trabajadores y de nuestros clientes es la prioridad. La obtención del sello Concesionario protegido frente a la COVID-19 certifica que nuestras instalaciones cumplen las más estrictas medidas de seguridad higiénico sanitarias”, ha asegurado Yara de León, vicepresidenta ejecutiva de Aconauto Canarias. “Además, cada establecimiento cuenta con un responsable covid-19 para garantizar el cumplimiento de los estándares exigidos por TÜD SÜD. Nuestros concesionarios son seguros. Este es un sector comprometido con la sociedad canaria".


La industria de la automoción en el archipiélago ya había firmado un protocolo sanitario consensuado con el resto de las asociaciones, patronales del sector y las organizaciones sindicales. Con la implantación de este sello da un paso más para distinguir a los concesionarios canarios por su nivel de seguridad, confianza y profesionalidad.


El sello de Concesionario protegido frente a la COVID-19 se obtiene mediante un proceso de formación, validación y verificación, es único e intransferible para cada establecimiento, y será exhibido en las instalaciones de venta y posventa.


De esta manera, la protección frente a la COVID-19 se extenderá a tres ámbitos: la seguridad de las personas, la seguridad en los procesos de las operaciones de venta y reparación y, por último, en la limpieza e higienización de los concesionarios, mediante la aplicación de las técnicas más efectivas para erradicar el virus del modo más respetuoso con la salud.



Esta certificación conlleva además el nombramiento de un responsable de COVID-19 por parte de cada concesionario, que debe superar una formación específica y será el encargado de la evaluación y declaración al equipo técnico de TÜV SÜD sobre el cumplimiento del protocolo. Este proceso certificado de seguridad se ha basado en el Protocolo de Protección y Prevención elaborado por Faconauto, Anfac y Sernauto, junto a los dos principales sindicatos, UGT y CC.OO., y validado por el Ministerio de Sanidad.


Comentarios