​Condenado a seis meses por violar el confinamiento y empujar a un agente en Tenerife.

​Agentes del orden público lo vieron sobre las 5.50 horas caminando sin motivo alguno “junto a otro individuo” sin guardar la perceptiva distancia de seguridad
|

Palacio Justicia Santa Audiencia Provincial EDIIMA20170210 0318 40


El Juzgado de Instrucción número 3 de Santa Cruz de Tenerife ha condenado hoy a seis meses de prisión a un vecino de la capital tinerfeña que desobedeció en reiteradas ocasiones la orden de confinamiento por el coronavirus y llegó a empujar al agente que le requería para cumplirla.



En sentencia derivada de juicio rápido de conformidad, el órgano judicial en funciones de guardia declara probado que en la madrugada de ayer, martes 24 de marzo, el acusado se encontraba a unos cinco kilómetros de su domicilio habitual, habiendo salido a la calle “sin motivo alguno”.


Agentes del orden público lo vieron sobre las 5.50 horas caminando “junto a otro individuo” sin guardar la perceptiva distancia de seguridad por la calle Armida de la capital tinerfeña, y cuando ambos se percataron de la presencia policial se dieron a la fuga.Las fuerzas del orden volvieron a localizar al ahora condenado poco después en la carretera general del Sur. Hizo caso omiso de las órdenes de los agentes para pararse y huyó por el barrio de San Matías.


Finalmente, cuando los policías le localizaron de nuevo en la calle Comadrona Dolores Daban, el acusado “volvió a ignorar las órdenes de alto que le dirigían los agentes, corriendo hacia la calle Aníbal”, donde la policía le alcanzó y ordenó que se detuviera.



Sin embargo, lejos de atender el requerimiento policial, “una vez que se hubo recuperado de la carrera se levantó y propinó un empujón al agente de la autoridad, corriendo de nuevo, esta vez hacia la calle Las Lajas”, relata el fallo, “siendo alcanzado, interceptado, reducido y detenido por el funcionario policial, que no sufrió lesión alguna por el golpe recibido”.El acusado confesó los hechos y mostró su conformidad para beneficiarse de una rebaja en la condena. La resolución judicial, que se adjunta, es firme.


Comentarios