Cero accidentes en el túnel viejo de La Cumbre un año después de su reapertura.

​Borja Perdomo destaca que los datos de seguridad vial demuestran el acierto de esta intervención a pesar las críticas injustas que se vertieron contra esta obra.
|

7FBA87AC 5626 40CF 99EE A61480FB0781


El pasado mes de febrero se cumplía un año de lareapertura del túnel viejo de La Cumbre tras concluir su remodelación. Una demanda histórica que la Consejería de Infraestructuras del Cabildo Insular de La Palma afrontó mediante una intervención integral con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), con el objetivo de mejorar las comunicaciones y, sobre todo, la seguridad vial. Ahora no solo hay un túnel más moderno, con más fluidez en el tráfico sino, sobre todo, más seguro.


El balance de estos trabajos no puede ser más satisfactorio, teniendo en cuenta que tras ya más de un año de su reapertura, no se ha registrado ni un solo accidente en su interior. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Infraestructuras, Borja Perdomo, quien destacó que las medidas adoptadas en materia de seguridad, a la vista de los resultados, no han podido ser más satisfactorias.



El consejero recordó que con antelación a la reforma del túnel y a la reducción de dos a un solo carril en el interior del mismo, se registraban al año una media de seis vuelcosal año en su interior, según los datos que maneja el Cabildo. “Ahora nos encontramos con cero accidentes en un año, un hecho que es notable y de agradecer a los responsables técnicos y políticos que adoptaron esta decisión en su momento, a pesar del ruido interesado que se generó sobre esta obra, atendiendo mayoritariamente a otros intereses muy diferentes al bienestar ciudadano”.


El consejero ha destacado que durante este año no se ha constatado ningún caso de retención de tráfico en el interior del túnel, al contrario, es más fluido. Además, la reforma del túnel representa una mayor comodidad para los usuarios a la hora de acceder a la infraestructura.


Al consejero de Infraestructuras no le ha pasado por alto el hecho de que esta intervención estuvo salpicada de “continuas críticas injustas”, contra una actuación que lo que buscaba era fundamentalmente era dotar de mayor seguridad a este tramo importante de la red viaria insular, por el que circulan a diario alrededor de 4.000 vehículos.


En este sentido, indicó que también se suprimió el segundo carril a la salida del túnel hasta la entrada a la carretera que conduce al Refugio de El Pilar por motivos de seguridad vial, teniendo en cuenta que se trata del primer tramo constatado de concentración de accidentes en La Palma. Una medida que se adoptó teniendo en cuenta además que se va a realizar un tercer carril, que permitirá agilizar el tráfico, hasta el Centro de Visitantes del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.


Borja Perdomo señala que en estos momentos el Cabildo, tal y como se comprometió en su momento, trabaja para realizar la ampliación de la vía a la salida del túnel en dirección al Valle de Aridane, en la zona conocida como la Curva de los Castañeros.


El consejero detalló que se están realizando los trámites para la adquisición de los terrenos, a la vez que se ha iniciado el proceso de licitación de la obra, entre los puntos kilométricos 17,8 y 20,3, a la salida del túnel viejo, en el municipio de El Paso, con un presupuesto de 2.324.630 euros.


Comentarios