​Los inspectores de Salud Pública denuncian dejadez por parte de la Administración.

​El colectivo se queja ante el Diputado del Común de no disponer de los medios necesarios para el desarrollo de su actividad
|

INspectores de Salud (3)


El Diputado del Común, Rafael Yanes, se reunió con representantes de la Asociación de Inspectores de Salud Pública de Tenerife. Entre las labores de este colectivo, que incluye tanto a farmacéuticos como veterinarios, se encuentran las inspecciones de seguridad alimentaria y de medio ambiente, todas ellas realizadas en distintas zonas del Archipiélago y para las cuales, afirman, no disponer de los medios necesarios para llevarlas a cabo.



De esta forma, los representantes de la Asociación denuncian la despreocupación por parte de la Administración Canaria de la Salud Pública en la Comunidad Autónoma, y hacen hincapié en la falta de medios de protección individual para realizar sus tareas cotidianas, así como de un medio de transporte adecuado para poder llevar a cabo su labor. Por ello, se ven obligados a utilizar sus propios vehículos o bonos de guagua, siendo este último el único medio cubierto por la Administración para los desplazamientos a las zonas de trabajo, que en ocasiones se ven desatendidas por esta circunstancia.


Esta situación, unida a la falta de inspectores de Salud Pública en Canarias, hacen que el desarrollo de la actividad del colectivo sea complicada e incluso a veces imposible de realizar.

De igual forma, los representantes del colectivo solicitan la homologación y los niveles de complementos específicos similares al resto de cuerpos de inspección que tienen un mismo grado de responsabilidad, así como el derecho a una carrera profesional.



La Asociación, tras numerosos encuentros con distintas instituciones canarias sin obtener resultados, presentó hoy varias quejas ante la Diputación del Común enfocadas a mejorar el servicio de inspección de Salud Pública de Canarias.


Comentarios