​Dos nuevos alumnos realizan sus prácticas curriculares en la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma.

Estas tareas están bajo la supervisión de dos tutores que forman parte del Equipo Técnico de la Reserva de la Biosfera.
|

Imagen1


Uno de los compromisos que adquiere un territorio reconocido por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera, es el de respaldar y alentar actividades de investigación, de educación y de formación cuya finalidad sea la conservación y el desarrollo sostenible del territorio. Así, como en años anteriores y con una demanda cada vez mayor, la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma acoge dos nuevos alumnos, que han solicitado realizar sus prácticas curriculares en esta Fundación, en materias relacionadas con la gestión del medioambiente y el manejo de los recursos naturales.



En esta ocasión contamos con la presencia de Enrique Caro Saavedra, estudiante del Grado de Biología de la Universidad de La Laguna, y de Andrés Fernández Jiménez, que está cursando sus estudios de Grado en Ciencias Ambientales en la Universidad de Alcalá. Ambos, se han incorporado a dos proyectos ya en marcha de la Fundación, incluidos en su Plan de Actividades y con el referente del Plan de Acción de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma 2013-2022.


En concreto, Enrique está prestando apoyo en la fase inicial de desarrollo de la Acción “Diseño, ensayo y evaluación en islas piloto, de un marco operativo para la prevención, alerta temprana y respuesta rápida frente a especies exóticas invasoras”, enmarcada en el Proyecto LIFE “Protección activa y gestión integrada de Red Natura 2000 en Azores”.



Por su parte, Andrés está colaborando con la Unidad Técnica de Trabajo Séptima: Observatorio de Sostenibilidad, Cooperación y Educación para el Desarrollo Sostenible, en las materias de Educación para el Desarrollo sostenible y la Agenda 2030.



Comentarios