La Junta de Personal del Cabildo de La Palma ve con preocupación el cierre de Camas del Hospital y de la Residencia de Pensionistas.

En realidad, la merma existente en algunos servicios propios del Cabildo de La Palma, por falta de personal -principalmente, en los citados centros sanitarios.
|

Hospital Dolores EDIIMA20191128 0099 19


Teniendo en cuenta las últimas noticias publicadas en distintos medios de comunicación, en relación del cierre de varias salas/habitaciones tanto en Hospital Ntra. Sra. de Dolores como en la Residencia de Pensionistas, ambos pertenecientes al Cabildo Insular de La Palma, la Junta de Personal en acuerdo por unanimidad, quiere pronunciarse ante la “política de ahorro” que promueve principalmente la institución insular, en cuestiones de atención, salud y bienestar de nuestros mayores.



En verdad, la merma existente en algunos servicios propios del Cabildo de La Palma, por falta de personal -principalmente, en los citados centros sanitarios-, es una de las muchas deficiencias que genera una política de contratación desafortunada en su planificación y aplicación. Por ello, no nos sirve de excusa que el Cabildo de La Palma se escude en las llamadas de atención y reprimendas que Inspección de Trabajo y Seguridad Social le ha hecho llegar por el uso inadecuado de los mal aplicados “contratos por acumulación de tareas” y que previamente, había sido denunciado por las organizaciones sindicales.


Por su naturaleza y características, los contratos por acumulación de tareas, son un recurso que se ofrece como modalidad de contratos, que usado de manera correcta son muy útiles para afrontar excesos puntuales que se pudiesen dar en un determinado servicio. Por poner un ejemplo; la cobertura de una plaza vacante a través de esta modalidad de contrato, no procede porque se trata de una necesidad estructural y necesaria para ese servicio.



Por ello, desde la Junta de Personal como órgano representativo de los funcionarios y funcionarias del Cabildo de La Palma, queremos manifestar nuestro profundo malestar y que se ha generado a raíz del cierre de varias salas/habitaciones en citados servicios, así como, las repercusiones que están teniendo y pueden tener para el personal funcionario y laboral con ceses de contratos o pérdidas de puestos de trabajo, y sobre todo, las consecuencias y repercusiones que se generan sobre los usuarios en general.


Tampoco nos queremos olvidar, que esta problemática no es exclusiva del Hospital de Dolores y la Residencia de Pensionistas. La mayoría de servicios del Cabildo de La Palma, sufren importantes carencias de personal, imprescindible y necesario para ofrecer un servicio al usuario. Así lo reflejan las distintas solicitudes verbales o por escrito que se hacen llegar desde un Área/Servicio al Servicio de Recursos Humanos como encargado de la contratación de personal.


Lamentablemente, algunas dependencias se ven obligadas a cerrar temporalmente por falta de personal.Además, la Junta de Personal sostiene que la política de contratación que lleva a cabo el cabildo, no garantiza la calidad del servicio. Los contratos por acumulación de tareas, son simplemente, la punta del iceberg y obedece a una paupérrima política de contrataciones, tanto a nivel organizativo como de gestión.



Por ello, tendemos la mano a que empresa y agentes sociales trabajen juntos para determinar principalmente, las cargas de trabajo que existen en cada servicio y dar una solución satisfactoria a los usuarios. 


Comentarios