Todo listo para la Romería Inversa que tendrá lugar en el Barranco de Las Nieves.

Aquí hay dragones cierra su primer ciclo de actividades con una “romería inversa” que tendrá lugar el próximo martes 21 de enero por la mañana, partiendo del Real Santuario de Las Nieves y recorriendo parte del Barranco de Las Nieves.
|

Xxx


A lo largo de este camino, en distintos lugares del barranco, se instalarán una serie de muebles diseñados y construidos en los talleres realizados en octubre y noviembre y que están inspirados en el entorno natural del barranco.



Con la instalación de este mobiliario se pretende poner en valor no solo el entorno natural y patrimonial, sino también visibilizar y compartir el trabajo, además de favorecer la integración de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo por medio de las prácticas artísticas en el contexto de la periferia de la capital palmera.


Esta actividad final del proyecto Aquí hay dragones permitirá hacer visible y compartir públicamente en este contexto el trabajo llevado a cabo por este colectivo, con el apoyo de los diferentes equipos que les han acompañado en estas semanas. Se trata de un recorrido, que quiere poner de relevancia el medio, la flora, la memoria y el patrimonio de un lugar tan emblemático como es el Barranco de Las Nieves, activando distintos puntos del camino instalando una serie de muebles diseñados y construidos a partir del trabajo realizado por los participantes, artistas y Zuloark en los talleres realizados el pasado otoño con el acompañamiento de la comunidad. 



La invitación a participar en esta “romería inversa” para compartir y apoyar a todos los interesados, está abierta no sólo a las familias, sino todas aquellas personas que quieran repensar y hacer algo por la mejora de nuestro entorno aprendiendo, colaborando juntos y construyendo red.


Aquí hay dragones es un proyecto que trabaja con personas con discapacidad y artistas tanto locales como ajenos a los contextos periféricos y que busca visibilizar, empoderar y favorecer la autonomía, capacidades e igualdad de una comunidad que, especialmente en las periferias, suele ser menos visible y partícipe la vida del común.



El trabajo ha sido llevado a cabo por un colectivo de personas de La Palma con discapacidad intelectual o del desarrollo, con el apoyo y financiación del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y con la colaboración de Plena Inclusión Canarias, las entidades federadas Asociación Padisbalta, Fundación Taburiente Especial y CEE Destiladera, además del CO Breña Alta, la Asociación de Vecinos Tihuya La Dehesa, don Antonio Hernández, párroco del Real Santuario, y los vecinos del barranco. Todo ello dirigido por el colectivo de arquitectura y urbanismo Zuloark y con la participación de las artistas Clara Moreno y la palmera Raisa Maudit.


Comentarios