La Guardia Civil ha intervenido más de 500.000 artificios pirotécnicos durante la campaña de Navidad.

Se han realizado cerca de 1.000 inspecciones en todo el territorio nacional en las que se han detectado más de 200 infracciones
|

7209


La Guardia Civil ha finalizado la campaña de Navidad en relación con el control en el uso/comercialización de productos pirotécnicos, retirando del mercado más de 500.000 unidades de estos artificios, entre los que se incluyen bombetas, truenos de impacto, cohetes, petardos, baterías, etc.



Se han realizado cerca de 1.000 inspecciones en establecimientos de venta o distribución de artículos pirotécnicos en las que se han detectado más de 200 infracciones que han sido puestas en conocimiento de la Autoridad competente.El objetivo fundamental de estas actuaciones es controlar la venta no autorizada de este tipo de productos, y evitar los accidentes que pudiera ocasionar un uso inadecuado. La Guardia Civil realiza estas inspecciones a lo largo de todo el año pero se intensifican en determinadas fechas, como las navideñas, que son más propensas a la utilización de estos artefactos.


Los artificios pirotécnicos son “ingenios o artefactos cargados de materias o mezclas pirotécnicas, generalmente deflagrantes”, por lo que hay que extremar las precauciones a la hora de manipularlos.Se recomienda adquirir siempre la pirotecnia en los puntos de venta autorizados, de proveedores de contrastada garantía y siempre conforme a la legislación vigente para evitar cualquier peligro.



Estos locales autorizados cuentan con instalaciones dotadas de las idóneas condiciones de conservación, algo que no pueden garantizar los puestos de venta ambulante, que tienen prohibida su comercialización al público.


Categorías F1, F2 y F3, y edades.


El vigente Reglamento de artículos pirotécnicos recoge, entre otras, las siguientes categorías y edades de uso de los mismos:


F1, o artículos de pirotecnia de muy baja peligrosidad y nivel de ruido insignificante, destinados a ser utilizados en zonas delimitadas, para uso de mayores de 12 años.

F2, o artículos de pirotecnia de baja peligrosidad y bajo nivel de ruido, destinados a ser utilizados en zonas delimitadas, para su uso por mayores de 16 años.

F3, o artículos de pirotecnia de peligrosidad media destinados a ser utilizados al aire libre en zonas de gran superficie y cuyo nivel de ruido no sea perjudicial para la salud humana, para su uso por mayores de 18 años.



Recomendaciones para disfrutar con seguridad.


Adquirir artefactos pirotécnicos, sólo en puntos de venta autorizados.

El manejo de petardos por menores debe ser siempre con la supervisión de un adulto.

Los petardos se deben manipular en lugares abiertos y alejados de personas y animales.

No guardar los artículos pirotécnicos en ropas ni bolsillos.

No manipular sus componentes, ni extraer su contenido.

Esta campaña ha sido desarrollada por especialistas en armas y explosivos, con el apoyo de otras Unidades del Cuerpo.


Comentarios