Canarias destinará en 2020 más de 54 millones de euros a formación profesional para personas desempleadas.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias, afirma que formar a las personas en paro para mejorar su empleabilidad es un “objetivo prioritario” del Gobierno de Canarias
|

IMG 9509


La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias, dio a conocer este lunes la oferta de formación profesional para el empleo destinada a personas desempleadas correspondiente a 2019, que será ejecutada a lo largo de 2020, una convocatoria de subvenciones dotada con 54,5 millones de euros y que representa “la mayor cuantía económica que en la historia de Canarias se ha destinado a formación de personas en situación de paro”.



En una comparecencia celebrada en la sede de la Consejería en Las Palmas de Gran Canaria, en la que estuvo acompañada por el viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, y la directora del Servicio Canario de Empleo (SCE), Dunnia Rodríguez, Darias informó de que estas ayudas, fruto de la acción conjunta de Gobierno de Canarias y Gobierno de España, responde al objetivo prioritario del Ejecutivo autonómico de “formar a las personas en paro para mejorar su empleabilidad”. “Formar, formar y formar a las personas desempleadas para que estén en mejores condiciones de acceso a un empleo”, afirmó.


Como explicó la consejera, la cuantía de estas subvenciones permitirá poner en marcha un total de 1.272 acciones formativas que llegarán a alrededor de 25.000 beneficiarios y beneficiarias, una cifra que supone el 10% de la población desempleada del Archipiélago. Los fondos se distribuyen entre islas en relación al número de personas desempleadas a 31 de diciembre de 2018, con lo que a La Palma se destinan 2,6 millones; a La Gomera, 1 millón; a El Hierro, 875.000 euros; a Tenerife, 21,9 millones; a Lanzarote, 3,3 millones de euros; a Fuerteventura, 2,8 millones y a Gran Canaria 21,6 millones de euros.


“El 35% de las personas en paro solo posee estudios primarios y el 53%, solo secundarios”, recordó Darias, que concluyó que en torno al 88% de la población desempleada “no tiene más allá de los estudios de enseñanza obligatoria”. “De ahí la necesidad imperiosa de formar a las personas desempleadas en Canarias para mejorar su empleabilidad”, dijo. Así, aseguró que el Gobierno pondrá “todo el empeño” en ofrecer las herramientas para brindar esta formación a la ciudadanía, “sobre todo en cuanto a las nuevas oportunidades de empleo que están surgiendo en las Islas”. “Necesitamos acompasar el surgimiento de nuevas oportunidades de empleo con la formación de nuestra gente”, precisó la consejera.



23 familias profesionales.


Por su parte, Gustavo Santana detalló que las acciones formativas que se impartirán en el marco de esta convocatoria de ayudas “corresponden a 192 especialidades distintas, pertenecientes a 23 familias profesionales”. De esta manera, se mantiene el impulso de la formación en idiomas extranjeros, por medio de un tratamiento específico en el proceso de valoración para la concesión de subvenciones, y se potencia la programación de itinerarios formativos con la posibilidad de vincular formación acreditable en idiomas a formación de base de certificados de profesionalidad en las familias de Hostelería y Turismo y Comercio, caso en el que se programa un total de 72 itinerarios formativos. Además, se incorpora con un tratamiento específico la impartición de especialidades vinculadas a la ‘economía azul’, la formación en competencias digitales básicas y avanzadas, así como así como la promoción de la igualdad de género y la inserción laboral de las personas con discapacidad.


La directora del SCE, Dunnia Rodríguez, destacó entre la oferta de acciones formativas aquellas relativas a la familia profesional de Hostelería y Turismo, que “vienen a aportar cualificaciones profesionales a un sector fundamental de nuestra economía, cuya competitividad depende en buena medida de las competencias profesionales de los trabajadores y trabajadoras que desarrollan en él su labor”. Así, señaló que esta familia incluye 225 acciones formativas a las que podrán acceder alrededor de 4.000 personas en situación de desempleo y un total de 134.760 horas de formación. Además, en las especialidades relacionadas con la restauración se llevarán a cabo 169 acciones dirigidas a la adquisición de competencias profesionales de alrededor de 3.000 personas.


Por otro lado, Rodríguez subrayó la importancia de la formación en las familias profesionales transversales, como Administración y Gestión, Comercio y ‘Marketing’ o Informática y Comunicaciones, ya que “están relacionadas con ocupaciones presentes en la estructura económica y empresarial de todos los sectores productivos”. De estas familias profesionales se han programado 272 acciones formativas, en su gran mayoría dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad, a las que podrán acceder más de 4.800 personas en situación de desempleo.



Así, la directora del SCE incidió en la presencia, con un 10% del total de acciones formativas, de las especialidades dirigidas a la adquisición de competencias digitales básicas y avanzadas por parte de las personas desempleadas, unas competencias que les permitirán “aprovechar la riqueza de las nuevas posibilidades asociadas a las tecnologías digitales”. Para terminar, destacó otros certificados de profesionalidad oriemntados sobre todo al emprendimiento, relacionados con las actividades de gestión administrativa, la creación y gestión de microempresas y las actividades de venta y gestión comercial.


Comentarios