​El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane instala dos radares fijos para mejorar la seguridad vial en el municipio

​Los dispositivos tienen como objetivo disminuir los riesgos para peatones y vehículos y se han colocado en dos calles que soportan un gran volumen de tráfico diario.
|

Cabina radar av Carlos Fco


El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, dentro del plan de mejora que ha puesto en marcha la concejalía de Seguridad Ciudadana, ha instalado recientemente dos nuevos radares en vías de la ciudad donde la velocidad se ha convertido en una preocupación ciudadana de primer orden por lo que se busca disminuir los riesgos para peatones y vehículos.



El primer dispositivo se ha colocado en la Avenida Carlo Francisco Lorenzo Navarro en la intersección con el Camino Callao y el segundo en la Avenida Tanausú, en el barrio de Argual. Ambos radares controlarán la velocidad de los vehículos que circulen por los dos carriles de las avenidas citadas.


Según ha explicado la concejala de Seguridad, Lorena Hernández Labrador, “los radares aún no han comenzado a funcionar, por el momento solo se ha colocado la cabina que aloja el controlador de velocidad”, destacó la edil que aclaró además que “primero se realizará el correspondiente período de pruebas y luego se pondrán en funcionamiento”.


La Corporación municipal ha invertido la cantidad de 35.831,78 euros para la adquisición de ambos dispositivos. Una iniciativa que en su primera fase, se realizó con la instalación de reductores y controladores de velocidad en otros puntos del municipio que requerían la incorporación de este tipo de instrumentos por ser calles que reciben diariamente una gran cantidad de tránsito rodado, por ello es que se instalaron pasos de peatones luminosos, al igual que los radares, que invitan a los conductores a cumplir las normas y límites establecidos en las vías urbanas y que, por extensión, velan por la integridad de los peatones.



En lo que a los controladores de velocidad se refiere, la edil valoró que “se trata de una medida que recuerda a los vehículos la necesidad de disminuir la velocidad al circular en puntos estratégicos, por los que diariamente transitan niños, jóvenes y adultos en general, así como por calles de gran longitud en las que los coches exceden los límites de velocidad permitidos”.


Cabe recordar que durante la pasada anualidad el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, dentro del plan de mejora puso en funcionamiento un controlador de velocidad en el barrio de Triana, en la calle Pedro Miguel Hernández Camacho, donde los vehículos no pueden superar los 30 kilómetros por hora y donde según las mediciones realizadas por la corporación.



Lo que se busca con estas medidas, agregó la responsable de Seguridad es que “los conductores tomen conciencia sobre la velocidad a la que se circula ya que en las calles donde se han instalados ambos radares son puntos habituales donde los vehículos superan el límites permitidos y donde además se han producido accidentes de tráfico muy graves”.


Comentarios