​El Cabildo financia un programa de certificación de calidad para 33 comercios palmeros.

​El acto de entrega de estas certificaciones se enmarca en el proyecto de Mejora de la competitividad en el pequeño comercio de La Palma.
|

C5B1258B 302C 44CC 9ED0 77F439771134



El proyecto, orientado a la mejora de la atención al cliente y competitividad de las pymes comerciales, se ha desarrollado con la colaboración de la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR.


La consejera de Comercio del Cabildo de La Palma, Raquel Díaz, y el director de la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR, en Canarias, José Luis Mataix, han hecho entrega de la certificación oficial UNE 175001 a una treintena de pequeños comercios de la Isla que acredita el esfuerzo que estos han realizado a lo largo de los últimos dos meses para mejorar su competitividad.


El acto de entrega de estas certificaciones se enmarca en el proyecto  de Mejora de la competitividad en el pequeño comercio de La Palma que financia la Consejería de Comercio del Cabildo Insular y que ha desarrollado AENOR.


Tras la selección de los establecimientos comerciales adheridos a esta iniciativa, el pasado mes de septiembre dio comienzo un programa de acciones formativas y auditorías encaminadas a su certificación que culmina con este acto, celebrado en el Salón de Plenos del Cabildo Insular, y en el que los participantes recibieron su acreditación.


Raquel Díaz agradeció a los pequeños y medianos comercio la "implicación y buena acogida" que han brindado a esta iniciativa, impulsada desde el Cabildo Insular para "mejorar la gestión, la atención al cliente y avanzar en la senda de la profesionalización, la excelencia y la mejora continua".


Además invitó a los asistentes a "mantener fuerte el músculo del comercio en la Isla de La Palma poniendo en valor su talento, la cercanía, el conocimiento de los hábitos de compra y el carácter diferenciado que cada día ponen al servicio de los consumidores" y resaltó que "la obtención  del certificado que hoy reciben es fruto de un buen hacer que es necesario preservar, para mantener a medio plazo y renovar en un futuro el sello que a partir de ahora les distingue como comercios comprometidos y de calidad".



Comentarios