El baloncesto palmero comienza a respirar según el CB Sauces.

En una votación sin precedentes venció claramente el “NO” con 11 votos, mientras que el “SI” contaría únicamente con 3 votos, existiendo además 2 abstenciones.
|

Baloncesto lp


La pasada noche del 30 de octubre la Federación Insular de Baloncesto celebrara, a instancia de varios Clubs y el colectivo arbitral, una Asamblea Extraordinaria para tratar varios puntos de importancia, siendo uno de los más destacados la continuidad o no de la Directora Técnica y Coordinadora de Competiciones en el cargo desde la temporada pasada.



Los Clubs, el Colegio de Árbitros y demás miembros asamblearios habían hablado claro, exponiendo motivos de bastante peso en su argumentación. Todos estaban a expensas de que la Presidenta de la Federación Insular se pronunciara y tomara la decisión final.


El baloncesto palmero estaba el vilo desde entonces, pero la decisión de la Presidenta no se hizo esperar. En la mañana de hoy se puso del lado de la mayoría, como no podía ser de otra manera, tras defender a capa y espada a su Directora Técnica durante los meses que ha durado el conflicto. A final se hizo justicia y se impuso la cordura. La Presidenta, en un ejercicio de responsabilidad y valentía digno de aplaudir, ha cesado de sus funciones a quien había sido el motivo de la discordia y polémica del baloncesto insular en todo el año 2019.



Recordar que la pasada temporada por culpa del modo de actuar de la ya ex Directora Técnica, las competiciones se paralizaron, finalizando sólo algunas, y las que lo hicieron fue de manera caótica e injusta.Cuando todo parecía que la situación se iba a prolongar en el tiempo ha saltado la sorpresa ante el cambio de actitud de la Federación que se ha puesto del lado del colectivo arbitral y la mayoría de clubs, que fueron los grandes damnificados de la pasada campaña, cuando la Federación no atajó el problema.


Aunque el cese llega tarde -y con mucho daño causado- éste viene a confirmar un cambio en la actitud del ente federativo que da una bocanada de aire fresco al baloncesto palmero, que parece que comenzará a respirar más tranquilo de cara al futuro. Curiosamente, la Noche de Halloween, la más terrorífica del año será la más tranquila en mucho tiempo para el deporte de la canasta palmero.


Sin embargo, la calma no es total ya que existen varios aspectos que preocupan a los estamentos del baloncesto insular. Uno de ellos es el económico. La Federación tiene problemas en este sentido y ellos requerirán de unión y mucho trabajo para resolverse.Además está la situación del inicio de las competiciones. Aunque no hay confirmación oficial del ente insular sobre este sentido, parece que finalmente el Cabildo Insular ha cedido y optado por dejar desaparecer la competición escolar o la Promoción Deportiva de toda la vida al darle la potestad a la Federación para que la competición sea únicamente federada. Esto genera gastos importantes para los Clubs, los cuales muchos no pueden afrontar en estos momentos. 


Entre esto y las dificultades económicas de la Federación Insular, el inicio de la competición podría tener que esperar a 2020. Mientras, ligas como la senior masculina podrían celebrarse al margen de la Federación.Cabe preguntarse una vez más si la apuesta por federarse y dejar la competición de Promoción Deportiva de lado es la mejor opción para niños y niñas. Los costes se disparan cuando antes eran gratuitos. Y esto se les ha atragantado tanto a la Federación Insular como a los Clubs. La salida de un modelo (el de Promoción Deportiva) ideal, ventajoso y enviado en otras islas puede ser un desastre económico para el deporte de la canasta en la Isla.



Quién sabe si en este caso se pueda dar también marcha atrás… posiblemente sea lo mejor. A tiempo se está.


Comentarios