​Ayuntamiento de Breña Baja y responsables militares abordan el futuro del Acuartelamiento El Fuerte.

“El Acuartelamiento El Fuerte ha sido, es y será un revulsivo económico y social de nuestra isla. Dotar de vida a la instalación es una forma de diversificar nuestra economía y atraer habitantes que a su vez generen actividad en el tejido social y comercial de de La Palma”, defiende Pérez.
|

Image1 3


El Ayuntamiento de Breña Baja y varios mandos del Ejército abordaron en la mañana de ayer futuros escenarios y situaciones asociadas al Acuartelamiento El Fuerte, con la convicción de que se trata de una instalación estratégica para el municipio y la isla de La Palma.



Borja Perez, alcalde breñusco, Jesús Francisco Armisén, General de Brigada y Mando de la Quinta Subinspección General del Ejercito en Canarias (SUIGE), y Fernando Hernández Oliva, jefe de la Unidad del Acuartelamiento, junto a otros representantes militares, coincidieron en el objetivo de dotar de mayor peso específico a la instalación y, al tiempo, conciliar su actividad con los vecinos y con el tejido turístico y comercial de Los Cancajos.


Ante las molestias planteadas por algunos complejos, los representantes del Ejército informaron de que se están ejecutando los estudios de sonido prometidos, tarea que vienen realizando ingenieros del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).Dichos trabajos implican la recogida de datos tanto en el Campo de Tiro como en alguno de los complejos hoteleros, para dimensionar el alcance del impacto sonoro.



En las próximas fechas se analizarán los daos del estudio de INTA al objeto de compatibilizar en lo posible la instrucción de las Fuerzas Armadas y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en el campo de tiro con la actividad turística.“Existe predisposición por todas las partes para buscar soluciones, sabiendo que el futuro de El Fuerte requiere una instalación compacta. Es decir, que debe seguir contando con las actuales dotaciones deportivas, almacenamiento y también con el campo de tiro, que además es un escenario de prácticas puntuales también para otros cuerpos como Policía Local o Guardia Civil.”, defiende Borja Pérez.


Además, Armisén y Hernández Oliva explicaron al regidor que la instalación militar ya había establecido horarios de tiro que minimizasen la molestia a los complejos hoteleros cercanos. Durante la reunión, el alcalde planteó la importancia que tendría para el tejido social y comercial de La Palma la atracción y ubicación en El Fuerte de programas de formación, desarrollo y perfeccionamiento de cuerpos militares.



En la reunión se pusieron sobre la mesa otros temas que afectas ambas instituciones , como las viviendas anexas de la Barriada de García Escámez, posibles acciones futuras para controlar la caída del talud hacia la Playa de El Fuerte, así como diferentes colaboraciones para ayudar en eventos municipales.


Comentarios