​La Plataforma Feminista Palmera expresa su profundo rechazo por la presencia en la Isla de Fuerteventura de la plataforma ultraderechista, HazteOir.org

Desde su nacimiento, en el año 2001, está organización ha estado rodeada de controversiapor defender valores, ideas y principios provenientes de los sectores más ultraderechistas,
|

81EEE57C B3CC 422E B390 A4C3BD2FA687



La Plataforma Feminista Palmera, al igual que todas las organizaciones feministas de Fuerteventura (Señoras Feministas en Fuerteventura, Bici Verde, Enbabia, Afri,Federación de Asociaciones de Mujeres Arena y Laurisilva, Guanil y AJAI), Altihay Fuerteventura y el resto de colectivos LGTBI y Trans de Canarias (Chrysallis Canarias A.F.M.T., Gamá, Equal LGTBI+, Aranda LGTBI - Gran Canaria, Algarabia, Diversas, LiberTrans, Transboys, Transgirls - Tenerife, Lánzate - Lanzarote, Violetas – La Palma), expresa públicamente su profundo rechazo a la conferencia que organiza la organización ultraderechista HazteOir, mañana día 30 de agosto, en el Hotel Eurostars Las Salinas y, que tiene como objetivo, como expresa está organización en su web, “dar a conocer cómo adoctrinan los activistas LGTBI y los grupos feministas radicales”.



Desde su nacimiento, en el año 2001, está organización ha estado rodeada de controversiapor defender valores, ideas y principios provenientes de los sectores más ultraderechistas, defendiendo un modelo único de familia, habiéndose posicionado públicamente  contra la ley que permite el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la diversidad sexual, defendiendo la terapias aversivas para "sanar" la homosexualidad, atacando a los y las menores trans, así como lanzando más recientemente la campaña #StopFeminazis que pretende derogar las leyes de violencia de género, igualdad de género y LGTBI.


Como ha venido demostrando con sus anteriores acciones, HazteOir.rg está dirigiendo mensajes contra los colectivos de mujeres feministas y la comunidad LGTBI, motivado por sus prejuicios en materia de igualdad, identidad sexual, pretendiendo alentar odio y discriminación hacia esos colectivos. Es una asociación que predica con el odio, a base de doctrinas contra el derecho a decidir de las mujeres y en contra la identidad sexual de las personas, atentando contra su dignidad, así como contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el artículo 10 de la Constitución Española.


Fuerteventura es una isla donde no tienen cabida los mensajes de odio. Las administraciones públicas, la sociedad civil organizada y las entidades privadas deben trabajar juntas por la igualdad, por el entendimiento, pero nunca favorecer la creación de espacios ni públicos, ni privados, para lanzar mensajes de enfrentamiento y odio, que es lo más alejado de una sociedad moderna, abierta e igualitaria.  HazteOir no es bienvenida en Fuerteventura. No encaja con una isla diversa, moderna, defensora de la igualdad de la mujer y la diversidad familiar, así como tolerante con las distintas opciones sexuales y que apuesta por la igualdad de género entre hombres y mujeres.


“Los colectivos feministas de Fuerteventura consideramos intolerable esta campaña de odio contra las mujeres, que en ningún caso puede ampararse en el derecho a la libertad de expresión.  Nos encontramos ante un claro ataque contra la dignidad de las mujeres. El único objetivo de esta lamentable conferencia es generar crispación y odio en la sociedad de Fuerteventura, con mensajes que son absolutamente falsos y que buscan liquidar los derechos y las libertades, en este caso de las mujeres, básicamente como pretende la ultraderecha, por eso es importante mostrar el rechazo absoluto de toda la ciudadanía de Fuerteventura, desde la convicción de que sin feminismo no hay igualdad y sin igualdad no avanzaremos hacia una sociedad mejor”, ha declarado Laura Squinobal, integrante de Señoras Feministas en Fuerteventura. 


“Desde la FAMAL conocemos de primera mano la gravedad de la violencia de género y las terribles secuelas que deja esta problemática social en las mujeres y lxs menores que la sufren en la isla de Fuerteventura, considerando como dato bastante significativo que desde nuestro Centro de Atención Integral a la mujer han sido atendidas, en lo que vamos de año, 114 mujeres víctimas de la violencia de género. El intentar negar la violencia de género, tal y como sistemáticamente realizan este tipo de organizaciones ultraderechistas, es una burla hacia las 40 mujeres y 3 menores asesinadas como consecuencia de la violencia machista en lo que va de año, de las cuales, no hay que olvidar, 6 han sido asesinadas en nuestra Comunidad Autónoma, situándose Canarias con este siniestro dato como la segunda Comunidad, tras Andalucía, con mayor número de mujeres asesinadas durante el año 2019”, ha declarado Ángela Fleitas, abogada de la Federación de Asociaciones de Mujeres Arena y Laurisilva.


“Este tipo de acciones son intolerables en una sociedad democrática y avanzada como la de nuestra isla. Los esfuerzos que la Comunidad Autónoma de Canarias, el Cabildo de Fuerteventura y los distintos Ayuntamientos de la Isla han realizado durante años para la protección y garantía de derechos de las mujeres, la comunidad LGTBI, la diversidad sexual y de género en sus legislaciones, protocolos de educación y atención sanitaria no se corresponden con estos impunes actos de odio y fobia hacia las mujeres feministas y las personas LGTBI”, ha declarado Josetxu G. del Portillo, Presidente de Altihay Fuerteventura.


La Plataforma Feminista Palmera, de la mano de la instituciones de Fuerteventura, la sociedad civil organizada, las demás organizaciones feministas y LGTBI, continuaremos trabajando con firmeza en nuestra labor de concienciación a una sociedad donde imperen los valores de Igualdad, Respeto y Diversidad, usando para ello las herramientas democráticas y de respeto que imperan en nuestro sistema político y social. Y rechazamos que la libertad de expresión ampare y violente la libertad personal y colectiva, especialmente, cuando sus mensajes van dirigidos contra las mujeres y la comunidad LGTBI.


Comentarios